Qué son las emociones secundarias y para qué sirven
Las emociones secundarias son aquellos que implican un desarrollo cognitivo por parte de la persona. Es decir, son emociones que parten de una valoración interior, es decir, de la capacidad de reflexión que nace de la autoconciencia de los propios hechos externos.

La culpa, la vergüenza, el orgullo y los celos son emociones secundarias. Este tipo de emoción también está claramente influida por el contexto cultural del momento. Es decir, las normas sociales también crean una influencia en la valoración moral de un hecho determinado. Las emociones tienen una función adaptativa. Especialmente, en el caso de las emociones primarias, aquellas que resultan automáticas ante un estímulo externo. Y tu cuerpo y tu mente reaccionan sintiendo una emoción concreta. Las emociones primarias producen cambios fisiológicos en el ser humano.
Seguir leyendo

5 tópicos falsos sobre la gente tóxica
Existen distintos tópicos equivocados sobre la gente tóxica. Un concepto que se utiliza en exceso en la sociedad actual. ¿Cuáles son los tópicos que conviene eliminar del diccionario emocional?

Creer que los tóxicos son los otros

Es decir, creer que las demás personas son las tóxicas. Señalar con el dedo los comportamientos ajenos en lugar de hacer autocrítica a nivel interno sobre aquello que no funciona. Nos resulta más cómodo poner la responsabilidad en los otros antes que en nosotros mismos. Sin embargo, convertir el término “persona tóxica” en una excusa para romper un vínculo ante la menor dificultad, es un error importante.
Seguir leyendo

6 síntomas de que vives en el pasado
Uno de los principales enemigos de la felicidad es vivir en el pasado. ¿Cómo puedes saber si estás estancado en el pasado?

Muchas historias sin resolver

Cuando tienes la sensación de que tienes muchas historias no cerradas, capítulos sin resolver, situaciones que se reabren con frecuencia. Por ejemplo, cuando te encuentras con un conocido por la calle, vienen a tu mente posibles discusiones de pasado entre vosotros. Y vuelves a experimentar el mismo malestar de entonces. Solo puedes decir que has pasado página en una situación cuando vives una situación de este tipo sin que ello vuelva a afectarte de nuevo.
Seguir leyendo

6 formas en las que la vida te romperá el corazón
Existen muchas formas diferentes de tener el corazón roto. Y cuantos más años cumplimos, mayor catálogo de vivencias tenemos. Y entonces, podemos hacer inventario de esos momentos en los que nos hemos sentido de este modo. ¿En qué formas puede romper la vida el corazón?

No poder abrazar a un ser querido fallecido

Esta es una de las heridas que más duelen. Saber que no volverás a ver a alguien que murió. Saber que no volverás a abrazarle. Y sin embargo, por mucho que pase el tiempo, la nostalgia sigue ahí muy presente. La muerte de los seres queridos es una de las formas más amargas de dolor. Y su impacto no solo produce una huella en el presente inmediato, sino también, en el futuro.
Seguir leyendo

¿Cuáles son los cinco tipos de emociones?
Las emociones forman parte de nuestra vida, sin embargo, cada una tiene su propia esencia. Es decir, existen distintos tipos de emociones que analizamos en este post en Psicoblog. Esta información fomenta el autoconocimiento de comprenderte mejor a ti mismo.

Emociones positivas

Muchas personas definen como positivas aquellas emociones que elevan de forma directa los niveles de bienestar, es decir, producen una infinita sensación de salud física y emocional. De hecho, en un momento emocional de alegría sientes que caminas con mayor sensación de ligereza física y que tu corazón se expande. Incluso sientes que respiras mejor puesto que los bloqueos desaparecen.
Seguir leyendo

Cómo cuidar tu autoestima empezando hoy mismo
Hoy es el día. Hoy es la jornada ideal para el cambio en tu vida. Deja de lado las excusas: “Tengo otras cosas que hacer”, “estoy muy ocupado”, “mañana lo haré”, “todavía tengo tiempo por delante”. Hoy es el momento de dejar de vivir como si la vida fuese eterna y empezar a enfocarte en el principio fundamental de tu relación con el mundo: la autoestima. ¿Cómo puedes cuidar tu amor propio empezando hoy mismo?

Crea anclajes

¿Qué son los anclajes? Estímulos visuales o sonoros que te recuerdan tu objetivo y, por tanto, te ayudan a conectar con él. Por ejemplo, puedes escribir carteles en casa en donde expreses mensajes de amor hacia la vida. Por ejemplo, puedes escribir en una cartulina con color la frase: “Hoy va a ser un buen día”. También puedes tararear en voz alta esa canción que cada vez que la escuchas en la radio, eleva tu ánimo casi como por arte de magia.
Seguir leyendo

5 diferencias entre el dolor y el sufrimiento
El dolor y el sufrimiento son ingredientes que forman parte de la vida. Sin embargo, aunque con relativa frecuencia utilizamos estos conceptos de una forma coloquial en el vivir diario, la realidad es que se trata de términos que aunque vinculados, son diferentes. Y comprender estas diferencias puede ayudarnos a no alimentar el sufrimiento que se retroalimenta a partir del dolor. ¿Cuáles son las diferencias entre ambos niveles de malestar?

Objetividad y subjetividad

El dolor es objetivo si entedemos como tal el hecho de que a todo ser humano le duele la muerte de un ser querido, la decepción de un amigo o el desempleo de larga duración. Sin embargo, el sufrimiento resulta más subjetivo, es decir, está ligado con la interpretación que hace el afectado de aquello que le ocurre. Y con frecuencia, se observa a sí mismo como incapaz de afrontar ese dolor.
Seguir leyendo

5 creencias que aumentan el estrés
El estrés es uno de los ingredientes más dañinos del bienestar personal en la sociedad actual. Con mucha frecuencia, nuestros hábitos son un reflejo de nuestras propias creencias. Por esta razón, para reducir los niveles de estrés, debemos reflexionar sobre cuáles son nuestras creencias. Estas son las cinco creencias que pueden estar en la base de una forma de posicionarte ante la realidad que eleva tu nivel de tensión.

Es imposible vivir sin estrés

Esta es la creencia que está en la base de la mentalidad de quienes inmersos en el estilo de vida de la prisa, consideran que no pueden hacer nada realmente significativo para tomarse las cosas de un modo diferente. Siempre es posible cambiar de mentalidad, entender que lo que no es sano es convivir día tras día con el peso de ese estrés.
Seguir leyendo