Cinco tipos de personalidad según Erich Fromm
Erich Fromm es uno de los autores por excelencia en filosofía y psicología. Este pensador concluye que existen cinco tipos de personalidad. El autor analizó la personalidad en su ámbito individual mediante la historia personal del protagonista y también, social desde el contexto del contacto con los demás.

Dos necesidades básicas del ser humano en el marco del contexto del autor son: la necesidad de libertad y la búsqueda de pertenencia. Es decir, la conciliación de esa individuación con el desarrollo social. Destacamos este mensaje del autor: “No existe casi ninguna actividad ni proyecto que empiece con unas esperanzas y expectativas tan altas, y que a la vez fracase tan a menudo, como el amor”.
Seguir leyendo

Trastorno de la personalidad por dependencia
Quien sufre este trastorno se caracteriza por una conducta que tiende a las actitudes pasivas, es decir, busca de un modo habitual la reafirmación de terceros para tomar decisiones. Pero esta dependencia le pone siempre a la espera. Con los efectos negativos que ello produce.

Por ejemplo, genera pérdida de tiempo e impide la evolución y el crecimiento personal. Es una actitud que favorece el estancamiento. Este tipo de dependencia se manifiesta especialmente en la toma de decisiones verdaderamente importantes, aquellas que pueden tener un impacto en la propia felicidad.
Seguir leyendo

Cómo diferenciar un ataque de ansiedad de un ataque al corazón
El testimonio de aquellas personas que han sufrido algún ataque de ansiedad muestra cómo la percepción de este malestar puede ser muy similar a la vivencia de un ataque al corazón. Generalmente, quienes sufren un ataque de ansiedad intenso experimentan un temor real a morir en ese momento. Sienten cómo su corazón se acelera o cómo un bloqueo les oprime el pecho con dolor. Sin embargo, cuando acuden a la consulta del médico con la evidente preocupación de aquello que les ocurre, descubren que su corazón está perfectamente, y todo se ha debido a un tema de nervios.

Este hecho es visible en la película “Cuando menos te lo esperas”, en la que su protagonista acude al médico pensando que sufre un ataque al corazón y en realidad, recibe el diagnóstico de que sufre ansiedad. ¿Cómo diferenciar entre un ataque de pánico y un ataque al corazón? El tiempo de duración. Un ataque de ansiedad puede durar bastantes minutos, por el contrario, en un ataque al corazón todo adquiere un mayor carácter de urgencia.
Seguir leyendo

Cómo la mente pensante limita tu felicidad
Vivimos en una sociedad en la que la mente y la inteligencia entendida en su forma intelectual tiene una gran presencia. Estamos constantemente enredados en pensamientos que conceptualizan situaciones, momentos y hechos. Sin embargo, la principal trampa de la mente pensante es que no todo puede conceptualizarse en forma de una entidad abarcable con las palabras.

Habrá muchos momentos de tu vida en los que habrás experimentado esa sensación de no tener palabras para expresar cómo te has sentido, situaciones en los que te has sentido conectado con la fuerza de la vida. Somos adictos al pensamiento entre otras cosas, porque la racionalización constante de la realidad nos ofrece una aparente sensación de control y seguridad. Sin embargo, se trata de una falsa seguridad puesto que controlamos algunos aspectos pero no otros.
Seguir leyendo

Diferencias entre emociones y sentimientos
Emociones y sentimientos son dos conceptos que en la teoría tienen más una función práctica para ayudar a identificar elementos diferentes de la antropología humana, sin embargo, en la práctica de la vida allí donde hay una emoción, surge un sentimiento o varios a modo de causa y efecto. Una de las principales características de ambos ingredientes es el tiempo de duración. Una emoción es breve, mientras que un sentimiento perdura en el ánimo durante más tiempo.

Otro de los puntos a considerar es la preeminencia de la emoción respecto del sentimiento, en un orden de relación causal. Es decir, el sentimiento es el fruto de la existencia de una emoción que conecta con la perceción del mundo y la información recibida a través de las sensaciones.
Seguir leyendo

Qué es el secuestro emocional
El secuestro emocional es el concepto psicológico utilizado para hacer referencia esa situación de bloqueo mental ante el que la persona parece fuera de sí al estar encerrada en una emoción que le impide pensar las cosas con claridad. Por ejemplo, es posible sufrir un secuestro mental como consecuencia de un ataque de ira que conecta con un trauma no resuelto. El principal punto débil de una situación de este tipo es que corremos el riesgo de tomar una decisión de la que luego nos podemos arrepentir completamente cuando haya pasado ese volcán emocional y observemos la situación desde la calma.

El secuestro emocional nos atrapa de tal modo porque su influencia tiene incluso una huella a nivel físico. Por ejemplo, es posible experimentar dificultades para respirar ante esa sensación de ansiedad y también, tener el pulso acelerado. Nada parece hacer entrar en razón a aquella persona que se siente desbordada por la intensidad de emociones desagradables en máxima potencia.
Seguir leyendo

Consejos para estar solo sin sentirte alguien solitario
A lo largo de la vida vamos a pasar por circunstancias muy diferentes. Y la soledad puede ser una de esas realidades. Sin embargo, existe un síntoma de bienestar emocional que muestra un equilibrio interno de felicidad: estar solo sin sentirte así. Es decir, vivir los momentos de soledad no como una carga sino como un acto de libertad. ¿Cómo estar solo sin sentirte solo?

Experimentando la actividad con la que llenas esos espacios de soledad. Es decir, dando valor a todas las gestiones y entretenimientos que tienes en tu día a día porque esas rutinas llenan tu tiempo y tu vida. Por otra parte, puedes estar solo pero mantalmente conectado a la buena energía de otras personas a las que quieres y que sabes que te quieren.
Seguir leyendo

No salir de casa ayuda a descansar mentalmente
En una sociedad de ocupaciones y prisas, algo tan básico como estar en casa parece poco frecuente incluso durante el fin de semana. Sin embargo, estar en casa puede ser toda una terapia de recuperación emocional cuando por alguna razón, te sientes en un momento en el que estás poco receptivo hacia los planes sociales. Estar en casa no significa llevar esta idea al extremo de no pisar la calle, sino que esta tranquilidad combina con un estilo de vida pausado en el que priorizas la comodidad de hacer las gestiones y recados en tu barrio.

Estar en casa es como una forma de poner en pausa todo aquello que realmente puede esperar, para recuperar fuerzas. Por la sencilla razón de que tu casa es un espacio que te nutre mentalmente, un lugar personal en el que experimentamos la verdadera libertad. Al menos, este es el ideal de un hogar feliz.
Seguir leyendo