6 formas en las que la vida te romperá el corazón
Existen muchas formas diferentes de tener el corazón roto. Y cuantos más años cumplimos, mayor catálogo de vivencias tenemos. Y entonces, podemos hacer inventario de esos momentos en los que nos hemos sentido de este modo. ¿En qué formas puede romper la vida el corazón?

No poder abrazar a un ser querido fallecido

Esta es una de las heridas que más duelen. Saber que no volverás a ver a alguien que murió. Saber que no volverás a abrazarle. Y sin embargo, por mucho que pase el tiempo, la nostalgia sigue ahí muy presente. La muerte de los seres queridos es una de las formas más amargas de dolor. Y su impacto no solo produce una huella en el presente inmediato, sino también, en el futuro.

Crisis personal

La sensación de desconcierto de no haber cumplido todos los sueños de los 20 años desde la perspectiva de los 40. La percepción de lo rápido que pasa el tiempo, la velocidad a la que avanza la vida, dejando atrás años de juventud muy idealizados por lo que significan y representan. Sin duda, cada edad tiene su infinita belleza.

Amor no correspondido

Tal vez en algún momento te hayas ilusionado con alguien que no mostró interés sentimental en ti. Esta es una de las experiencias que más duelen, especialmente, si tuviste alguna ilusión. Es decir, no es lo mismo creer que esa historia será posible a observar desde el principio que no existe ningún comportamiento en el otro que pueda llevar a intuir un final feliz. El amor no correspondido duele cuanto mayor ha sido el enamoramiento.

6 formas en las que la vida te romperá el corazón

Cuando se rompen tus sueños

No todos los sueños tienen el mismo nivel de intensidad en nuestra vida. Sin embargo, cuando hemos visualizado en nuestra mente una realidad que luego no se cumple, cuando hemos trabajado por ella e incluso, cuando hemos estado muy cerca de ese punto, la caída posterior es un golpe anímico que duele hasta el infinito.

Palabras feas

Cuando un amigo o un familiar te dice palabras feas que te hieren el impacto de estas palabras perdura en el tiempo puesto que las palabras no se las lleva el viento tan fácilmente por mucho que así lo indique el dicho popular. Las palabras feas duelen porque son como dardos que disparan al alma.

6 formas en las que la vida te romperá el corazón

Soledad amarga

Existen distintos tipos de soledad. Sin embargo, esa soledad no elegida, esos momentos en los que echas de menos la compañía de alguien y en tu interior experimentas ese infinito dolor de sentirte solo. Es un ejemplo de situación en el que la vida te rompe el corazón con ese sabor gris que acompaña a este tipo de instantes.

Y a pesar de todo, a pesar de que haya momentos en los que sentimos que la vida nos rompe el corazón, también tenemos la vivencia contraria de sentirnos abrazados por ella en muchos momentos. Por tanto, cada día cuando tu corazón palpita es un ejemplo de que estás muy unido a la vida a través de ese cordón umbilical tan particular.