Abrir el corazón para ser más feliz
Uno de los pasos más importantes que debemos dar cuando estamos encerrados en nosotros mismos y en nuestra realidad es abrir el corazón, ampliar la mirada más allá de nuestra zona de confort. No dar por supuesto que las cosas van ser tal y como creemos cuando pueden ser de un modo distinto. Los pasos más pequeños nos ayudan a abrir el corazón cuando estamos estancados en el desánimo porque esta apertura también es consecuencia de los beneficios saludables que producen decisiones adecuadas.

Por ejemplo, pese a que una persona esté en un momento en el que se siente poco receptiva hacia las relaciones sociales, ha decidido llamar por teléfono a un amigo para quedar.

Tener una disposición de apertura

Es muy probable que al volver a casa se sienta mejor que cuando fue a ese plan ya que en su mochila emocional tiene nuevas emociones, recuerdos, conversaciones y momentos compartidos que le animan a continuar por la línea de dedicar tiempo a las relaciones personales.

Conviene abrir el corazón para ser más feliz, intentando silenciar los prejuicios para profundizar en las relaciones desde el respeto a cada ser humano. Es verdad que nos sentimos más próximos con personas que tienen inquietudes similares a las nuestras. Pero también es cierto que dos personas muy diferentes pueden llevarse muy bien y esta diferencia además, resulta complementaria.

Abrir el corazón para ser más feliz

Deja de mirar tus heridas

Un paso importante para abrir el corazón es dejar de mirar continuamente a los motivos de esas heridas internas que duelen para asumir que todo ser humano tiene duelos en su corazón (estos aprendizajes forman parte de la vida). Lo importante es continuar hacia adelante, seguir avanzando y tener esperanza.

A veces, sentimos que la vida nos pone pruebas difíciles. Sin embargo, cuando analizamos desde el presente esas pruebas ya superadas nos hacemos fuertes ante la perspectiva del aprendizaje. Asumir este aprendizaje constante a cualquier edad es un buen antídoto para abrir el corazón a la vida.