Actitud para atraer la buena suerte
Al inicio de un nuevo año o en cualquier momento, debemos tomar conciencia de cuál es nuestra actitud con el objetivo de tomar decisiones que nos ayuden a traer la buena suerte bajo una premisa de desarrollo personal importante: la buena fortuna se crea.

Es decir, no puedes posicionarte de un modo pasivo frente a todo lo bueno que está por llegar. Si quieres que tus sueños realmente se materialicen en la práctica, entonces, debes hacer algo por lograr todos esos objetivos.

Qué objetivos quieres cumplir en 2016

Evita volver a caer en los tópicos habituales de años anteriores y toma la ocasión de marcarte nuevos retos en los que te sientes implicado de corazón. Necesitamos tener objetivos para elaborar itinerarios de vida. Claro que debe haber mucho margen para la improvisación en nuestro día a día. Pero necesitamos tener una coordenadas claras en nuestro mapa del mundo.

Visualiza tus logros acumulados en 2015

Para tomar fuerza e impulso hacia los nuevos retos que quieres conseguir, no dudes en visualizar todos aquellos momentos bonitos que has vivido en 2015 y que son el mejor ejemplo de cómo la vida, más allá de las tristezas, trae consigo momentos de buena fortuna.

Actitud para atraer la buena suerte

Tener paciencia

Para lograr los nuevos retos del nuevo año también tienes que darte paciencia porque no es fácil arraigar nuevos hábitos. Y en muchos casos, la clave del éxito reside precisamente en eliminar hábitos poco constructivos para sentar las bases de un estilo de vida más alegre y feliz.

Mira a tus miedos de frente sabiendo que tú eres más fuerte que ellos. Porque tú tienes que tener las riendas de tu vida y no delegar tus decisiones en manos del fantasma del temor. Vive aquí y ahora con la clara convicción de que ningún tiempo pasado fue mejor. El 2016 llama a tu puerta: ¡No le des la espalda!