Actividades para estimular nuestra inteligencia
Muchas veces consideramos la inteligencia como algo fijo e inmodificable, determinado por un número, el cociente intelectual, que una vez que nos ha sido medida, ya no puede cambiar. Sin embargo, la inteligencia, como cualquier otra facultad intelectual puede ser estimulada, logrando poco a poco estimular nuestro nivel de inteligencia, manteniendo nuestra mente ágil y haciendo más fácil la asimilación de nuevos conocimientos. Para lograr esto, sólo tenemos que llevar a cabo regularmente algunas actividades que nos ayuden a estimularla.

Uno de los ejercicios más sencillos que podemos llevar a cabo es no utilizar la calculadora para realizar operaciones matemáticas, con lo que estimularemos la inteligencia matemática. Realizar pasatiempos como sudokus o crucigramas también nos va a ayudar a lograrlo.

Otro ejercicio consiste en leer un texto en voz alta, concentrándonos en aquellas palabras que resulten evocadoras para nosotros, como “mar. Cuando la leamos, deberemos evocar todas las sensaciones que esta palabra nos trae a la mente, como su color azul, el olor a sal, el sonido del mar, cómo nos sentimos en la orilla, la sensación de la arena bajo los pies… de este modo estaremos ejercitando varias facultades de la inteligencia al mismo tiempo, como verbal, visual, corporal, musical, propioperceptiva (la conciencia de nuestro propio cuerpo y nuestra postura).

Bailar también resulta muy estimulante para la inteligencia. Toda actividad física nos va a ayudar a mantener la mente en forma, pero el baile nos va a exigir memorización de los pasos, coordinación de los movimientos, estimulación del sentido del ritmo, etc. Cada baile nuevo que aprendamos mantendrán nuestra inteligencia en forma.

Sin duda alguna, lo más estimulante para nuestra inteligencia es aprender cosas nuevas. Leer todos los días el periódico o un libro, aprender idiomas o cualquier otra materia que siempre nos haya resultado interesante harán que nuestra inteligencia se desarrolle un poco más cada día.