Aléjate de las personas tóxicas
Las relaciones tóxicas con las personas tanto a corto como a largo plazo sólo hacen daño. Si tienes un amigo que te humilla, que te decepciona, que te hiere, que te traiciona…¡corta con quien te hace daño! Si decides romper la relación con alguien debes hacerlo con todas sus consecuencias. Recuerda que una amistad se forja con la sinceridad, pero que para disolverla tendrás que ir aflojando poco a poco los lazos que antes os unían. Si no eres capaz de alejarte de esa persona que te hace daño, no lo pienses más ¡y sigue leyendo!

Poco a poco

No pretendas acabar con una relación de amistad de forma drástica porque acabaréis haciéndoos daño mutuamente, además si tienes una confrontación podrías levantar deseos de venganza y sentimientos de rencor por parte de tu ex amigo. Hacerlo poco a poco es la mejor y más sana estrategia.

Enfriamiento gradual

Provoca un enfriamiento gradual, esto es por ejemplo, que si te llama para salir le pongas excusas del tipo: “Lo siento, pero ahora tengo una época de mucho trabajo y puedo estar meses muy ocupado”.

Emociones controladas

Si se empieza a dar cuenta, quiere explicaciones y no te queda otra que hablar de la ruptura de vuestra amistad, mantén la calma todo el tiempo. Respira hondo y controla tus emociones y tus palabras, ya que de lo contrario podrías decir algo que después te causara arrepentimiento e incluso que se volvieran contra ti tus propias palabras.

Aléjate de las personas tóxicas

El fin con dignidad

Sé discreto ante la ruptura de vuestra amistad para que tu amigo no se sienta humillado ante los ojos de los demás y para evitar que se ponga en contra tuya o haga comentarios de ti a tus espaldas.

Paz para ti

Si después te sientes mal por haber cortado la relación con esa persona que era tóxica para ti, recuerda los motivos por los que te viste obligado a tomar esa decisión. Pasa página, te mereces a alguien que sepa valorar tu amistad.