Alimenta tu cerebro para ser más feliz
El cerebro es la herramienta más poderosa del planeta tierra. Muchas veces, quedamos cegados por el poder de las tecnologías, sin embargo, no prestamos la misma atención a la perfección que tiene nuestro propio organismo. Lo ideal es que tú mismo aprendas a potenciar tu cerebro y a cuidarlo a través de gestos sencillos.

El cerebro necesita estímulos y novedades. Por ello, realiza planes de ocio diferentes, apuesta por actividades culturales con las que puedes aprender cosas nuevas… Evita abusar de planes como ver la televisión en donde meramente te conviertes en un sujeto pasivo. Recuerda que no eres espectador sino protagonista de tu propia vida.

Aprende a decirte a ti mismo mensajes positivos y optimistas. Dedica un día entero a analizar el tipo de pensamientos que pasan por tu mente con más frecuencia. Si esos pensamientos son positivos, entonces, estupendo. En cambio, si son negativos, piensa que te estás generando a ti mismo una descarga emocional de sufrimiento innecesario.

Alimenta tu cerebro a través del amor. Por ello, cada día, intenta hacer una acción de una forma desinteresada para ayudar a alguien de tu alrededor. Del mismo modo, intenta dar lo mejor de ti mismo a aquellos que te rodean: sé sincero, natural y auténtico. Anímate a aprender un nuevo idioma, cultiva una afición nueva, ten conversaciones gratificantes con otras personas, escucha música porque la música alimenta el espíritu…

El cerebro es una herramienta fascinante tanto que los investigadores han produndizado mucho en su funcionamiento y lo siguen haciendo. Por ello, alimenta tu mente creativa para ser más feliz, tener más ilusiones y una visión del futuro más enérgica. Las personas envejecen por fuera, pero en realidad, el cerebro se vuelve más rico cuando tú lo alimentas a través del paso de los años.