Cómo alimentar la autoestima de tus amigos
Cuando alimentas la autoestima de tus amigos, consigues dos objetivos igualmente saludables. Por una parte, con tu compañía nutres el ánimo de esa persona para que se mire con mejores ojos a sí misma. Y a su vez, también se siente mejor contigo. No siempre alimentamos la autoestima de los amigos (ni alimentan la nuestra) del modo posible y deseado.

En la mayoría de las ocasiones, porque nos callamos muchas de las cosas buenas que pensamos sobre ellos al darlas por supuesto o incluso, al creer que siempre estarán allí. Sin embargo, es recomendable cambiar de actitud.

Gestos de refuerzo positivo

En primer lugar, es recomendable que exteriorices con más frecuencia pensamientos de gratitud del tipo: “Me lo he pasado hoy muy bien contigo”, “tenía muchas ganas de verte”, “el tiempo se me ha pasado volando”, o “gracias por tu compañía”.

Cuando se establece una comunicación en la que se ponen de manifiesto las quejas pero no se exteriorizan del mismo modo, los puntos positivos del otro, entonces, la otra persona se va distanciando al no sentirse valorada.

Para elevar la autoestima de tus amigos intenta analizar en cada relación importante, qué es lo que te une con la otra persona, qué puntos en común compartís. De este modo, podrás reforzar estos lazos de unión. Además, ten detalles con los que muestres que les recuerdas.

Cómo alimentar la autoestima de tus amigos

Otras sugerencias y recomendaciones

Por ejemplo, si a un amigo tuyo le encanta la lectura puedes informale sobre la presentación de un nuevo libro, recomendarle algún título que has leído recientemente o un posible taller de lectura.

Para elevar el amor propio de tus amigos también puedes programar un plan común para presentar a varios de tus amigos con el fin de que puedan conocerse y establecer contacto entre sí. Toma este tipo de iniciativa con dos personas que consideras que pueden tener afinidad (tú conoces a ambas y puedes intuir si esta conexión emocional puede producirse o no).