La amistad es más compleja que el amor
Con frecuencia, se dedica mucha atención a cómo cuidar una relación de pareja, cómo mejorar la comunicación y romper la rutina, sin embargo, existen otras relaciones que son tanto o más complejas que el amor: la amistad.

Tener más de un amigo

Mientras que una persona solo tiene una pareja, por el contrario, tener más de un amigo implica tener la sabiduría de saber cuidar de cada uno de la forma adecuada. Mantener una amistad a lo largo del tiempo también es todo un arte que muestra la capacidad de dos personas para hacer tiempo para verse. O incluso, mantener el contacto en la distancia.

El amor es tema de reflexión de pensadores profundos como Platón pero la amistad también es una reflexión de vital importancia en la historia de la filosofía. Destaca la frase célebre de Rabindranath Tagore que afirma: “La verdadera amistad es como la fosforescencia, resplandece mejor cuando todo se ha oscurecido”. Del mismo modo, Francis Bacon establece un juego matemático a partir de la amistad al asegurar que duplica las alegrías y divide las angustias por la mitad.

Estas citas célebres muestran que la verdadera sabiduría de la amistad reside en saber valorar al amigo y apreciarle de verdad, en los buenos momentos y también, en los malos. No es una buena actitud la de quienes echan de menos a sus amistades únicamente, en un momento de dolor.

La amistad es más compleja que el amor

Conservar un amigo

Si ya de por sí, puede resultar difícil hacer un nuevo amigo, todavía es más difícil mantenerlo. En la amistad sucede igual que en la pareja: conforme avanza el conocimiento mutuo todo deja de ser tan ideal porque cada uno conoce los defectos del otro. Pero el cariño ayuda a limar las diferencias.