Aprende a darte amor
Existe una sensación universal en el ser humano. Y es la de que el cariño y el amor siempre viene de fuera, surge por arte de magia de un entorno cercano. De este modo, el sujeto se coloca a la expectativa de lo que pueda pasar. Nada más lejos de la realidad, la única persona con la que vas a convivir el resto de tu vida eres tú mismo.

Por tanto, esa es razón suficiente para aprender a quererte. ¿Cómo se logra este objetivo? Dándote amor, mejorando el nivel de comprensión que tienes contigo mismo, esperando menos de los demás y más de ti. Tú puedes ser tu mejor amigo, por ello, aprende a decirte cosas bonitas, eres una persona importante. Y no debes dudarlo nunca.

Por otra parte, el amor también se da a través del placer. De hecho, el ser humano tiene cinco sentidos externos a través de los cuales capta una sensación agradable. No te prives del placer de contemplar un paisaje agradable, disfruta respirando el aire puro que recorre tus pulmones, relájate con una conversación interesante con tus amigos, cultiva la soledad, haz planes, intenta que tu vida merezca la pena porque eso es algo que depende de ti.

Incluso cuando las cosas no son como tú quieres. Un desamor no implica que tu valor se venga abajo, todo lo contrario. Tú sigues siendo el mismo más allá de la opinión de un tercero. El amor es un ingrediente fundamental y necesario en la autoestima. Y el amor que tienes hacia ti, también implica alejarte a tiempo de ciertas personas, acercarte a otras y marcar límites a aquellos que no te tratan como mereces.