Aprende a pensar en ti mismo
En la vida es importante aprender a pensar en uno mismo. La realidad es que el autoconocimiento te ayuda a vivir en plenitud, sin embargo, muchas personas han crecido con la idea equivocada de que pensar en sí mismas es sinónimo de egoísmo y de vanidad. Nada más lejos de la realidad, sólo en la medida en que aprendas que tu felicidad es tu principal meta en la vida también podrás aprender a ser feliz más y mejor cada día.

Aprende a pensar en ti mismo pero teniendo siempre claro el norte de la realidad. Es decir, debes entender que en muchos momentos también deberás ceder por el bienestar de los demás o entender que tus objetivos son secundarios ante otro bien más prioritario. Así puede sucederte, por ejemplo, cuando tienes un familiar enfermo en el hospital que no se encuentra bien. Está claro que ante una situación de ese tipo, la salud del otro es esencial para ti. Por ello, objetivos laborales y personales que tal vez te habías marcado se convierten en una necesidad mínima para ti.

Aprende a pensar en ti mismo de verdad siempre que puedas. El egoísmo absoluto encuentra su límite en el cariño sincero y en el amor y es que, cuando quieres de verdad a alguien deseas el bien del otro por encima del tuyo propio. Tus emociones te ayudan a conocerte mejor de lo que piensas. Cuando haces algo que te hace sentir bien, entonces, experimentas alegría, entusiasmo y fuerza.

En cambio, cuando haces algo que te aleja de tu propio bienestar entonces te encuentras con apatía, tristeza y dolor. Aprende a vivir en plenitud con la certeza de saber que debes ir desvelando el camino de la vida al compás de la fuerza, la ilusión y las ganas de conocer la verdad de tu destino.