Aprende a controlar tus emociones
Las emociones pueden jugarnos malas pasadas y es que si no se conocen técnicas adecuadas para autocontrolarse puede ser que nos hagan caer en nuestras propias trampas haciéndonos pasar un mal rato. ¿Cómo? Sabiendo que todas las emociones son buenas y todas se deben entender y aceptar dentro de uno mismo, pero al mismo tiempo se debe aprender a no ser su presa. ¿Cómo conseguir que las emociones no te controlen?

Cuando tu cuerpo habla

Si te fijas en tu cuerpo te darás cuenta que te avisa con diferentes señales. La palpitaciones cardíacas, el rubor en tu piel, dificultades respiratorias, un pito en los oídos, mareos… pueden ser señales que te avisen que tus emociones empiezan a controlarte más de la cuenta.

Relájate

¿Cómo conseguir controlar tus emociones? Aprendiendo a relajarte. Debes actuar primero sobre ti mismo para poder después, actuar en situaciones o contextos que te estén generando malestar. Para ello toma conciencia de tu respiración, cierra los ojos y cuenta mientras inspiras y expiras lentamente. Si estás en un espacio en el que puedas hacerlo, intenta relajar también tus músculos.

Aprende a controlar tus emociones

¿Qué emoción te afecta?

Aprende a entenderte y descubrir cuál es la emoción que te está afectando en ese momento en concreto, porque igual es una o quizá son una mezcla. ¿Qué sentimiento es el que te está envolviendo? Intenta expresarlo en palabras o escribirlo en papel para poder atenderte con atención y poder autoanalizarte.

Reflexión

Para actuar adecuadamente tus actos deben acompañados de una reflexión que te han ver las cosas de manera más objetiva. Además desde la calma y el autoconocimiento serán el punto de partida para poder controlar tus emociones y aprender a conocerte a ti mismo.

No caigas en la trampa de las emociones, pero acéptalas a todas ellas porque son muy necesarias para poder vivir una vida plena, conociéndote mejor.