Aprender a decir no fortalece tu autoestima y tu libertad
Uno de los principios fundamentales de la autoestima consiste de forma directa en que siempre puedas mostrar la libertad necesaria para decir no a aquello que no deseas, es decir, para poder marcar tus límites ante los demás. Existen personas que siempre ceden cuando les piden un favor aunque ni siquiera tengan tiempo para realizarlo o, sencillamente, no les apetezca. No se trata de decir que no a un amigo o a un familiar cercano de una forma egoísta puesto que la ayuda y la empatía son importantes para poder fortalecer cualquier vínculo.

Es decir, cuando por ejemplo, le dices a un amigo que no puedes hacer en ese momento el favor que te ha pedido no debes caer en un rol egoísta sino explicarle los motivos y las razones concretas para que pueda entenderte y así, no herirás sus sentimientos. Aprender a decir no es una de las claves de la autoestima que representa el grado de amor hacia uno mismo.

Existen personas que siempre ceden ante un deseo de los demás puesto que piensan que si no lo hacen serán menos queridas. Lo cierto es que la autenticidad es uno de los valores más importantes en cualquier tipo de relación, por ello, siempre debes de ser tú mismo y mostrarte tal y como eres. Existen diferentes rasgos que muestran que una persona tiene dificultades a la hora de mostrarse tal y como es, por ejemplo, es el caso de aquellas personas que dicen una cosa pero finalmente, hacen algo totalmente distinto. Es decir, existe una dicotomía entre el pensamiento y la acción.

Puedes empezar a poner en práctica tu asertividad en situaciones cotidianas. Por ejemplo, la próxima vez que quedes para ir al cine con un amigo no dudes en decirle qué película te gustaría ver a ti y cuál no quieres ver. Lo cierto es que aprender a decir no es importante pero está claro que tampoco debes fallar a un amigo en días importantes como su cumpleaños o apoyarle en una época difícil que pueda estar pasando.