Aprender a vivir en soledad
El ser humano es social por naturaleza pero también debemos aprender a vivir solos al menos una vez en la vida, no sólo para conocernos mejor y saber dónde tenemos nuestras limitaciones, sino también para crecer como personas. Una persona que es capaz de aprender a vivir en soledad durante una temporada ganará en conocimiento de sí mismo, autoconfianza y autoestima, tan importantes para poder desarrollarse plenamente en sociedad. ¿Quieres saber más acerca de aprender a vivir en soledad? ¡No pierdas detalle!

Para la buena convivencia

Aprender a vivir en soledad ayuda sobre todo a preparar a la persona para la convivencia con otras, que muchas veces se ve estropeada a causa de aferrarse a la convivencia y a la dependencia con otras personas como la panacea o la salvación personal.

Libertad

La libertad viene implícita en la soledad puesto que no tendrás que dar explicaciones a nadie de lo que hagas o deshagas, tendrás absoluta libertad de hacer lo que prefieras y cómo quieras hacerlo, sin ataduras.

Aprender a vivir en soledad

Ejemplos

Si te sientes perdido/a en cómo deberías hacer las cosas busca un ejemplo que te sirva como referencia para guiar tus actuaciones, pero recuerda que debes sentirte cómoda en lo que haces. Una cosa es tener una persona cómo ejemplo y referencia y otra muy diferente copiar estilos de vida. Tú eres dueño/a de tus actos y decisiones.

Trabajo

Vivir en soledad también algo muy positivo que es sacar partido al trabajo, esto puede hacer que dar mucho de ti y además que te llenes de autosatisfacción, podrás tener amistades y una independencia económica, sin depender de nadie, sólo de ti. Vivir en soledad no debe ser únicamente un trámite o una época de transición, debe ser una época de tu vida que te enseñe muchas cosas para que en un futuro puedas ser aún mejor y autosuficiente.