Así es el amigo que cualquier persona quiere tener
Todos somos diferentes pero a la vez, también tenemos muchas semejanzas en base a la naturaleza humana. Cicerón ya reflexionó sobre el poder de la amistad como un tesoro que mejora la vida de las personas. ¿Cómo es el amigo que cualquier persona quiere tener?

En primer lugar, es alguien que muestra interés real por la amistad. Por tanto, tiene detalles a la hora de tomar la iniciativa en el contacto, tiene un nivel de empatía real, es decir, de verdad deja que la otra persona forme parte de su vida. Por ello, de una forma paulatina le integra en ella.

Es una persona generosa en tanto que abre la puerta de verdad. Para poder ser amigo de otra persona, la otra persona tiene que abrirte la puerta. Por ello, es mejor no insistir cuando alguien pone un muro delante de ti. Está claro que tu presencia hace que la otra persona se sienta incómoda pero al mismo tiempo, para ti es agotador tener que superar pruebas para ser amigo de alguien.

El amigo que cualquiera quiere tener es aquel que no aparece y desaparece de tu vida sin dar explicaciones sino una persona seria y comprometida que es capaz de cumplir con las expectativas que te ha creado. Pero lo mejor de todo, es que ese esfuerzo no lo hace solo por ti, sino también, por sí mismo. Significas algo para él, te aprecia, por ello, le aportas una ilusión y un bienestar en su vida que no quiere perder.

El amigo que cualquier persona quiere tener puede ser difícil de encontrar y al mismo tiempo sencillo. Depende del punto de vista. Desde mi punto de vista, tristemente, es difícil encontrar nuevas amistades en una sociedad con una clara tendencia hacia el individualismo. Pero por supuesto, no es imposible encontrar personas con inquietudes similares y que tienen ganas de conocer gente nueva. Por tanto, es más difícil que en la niñez, pero no es imposible: solo hace falta tener paciencia y buena voluntad.