Autenticidad, el arte de ser tú mismo
La autenticidad es el arte de ser tú mismo, en cualquier lugar, en cualquier circunstancia. Más allá de los factores externos, debes aprender a tener firmeza interior para mostrarte tal y como eres en tu vida personal y en el entorno laboral. ¿Por qué merece la pena apostar por ser auténtico?

Porque la autenticidad actúa como un imán en las relaciones interpersonales. En la medida que te muestras tal y como eres también tienes muchas más opciones de tener amigos y vínculos gratificantes con los que te sientes bien. Algunas personas se ponen barreras internas por miedo, por falta de autoestima o por inseguridad. En ese caso, en la medida en que se superan dichas barreras, analizando las causas que las producen, es más fácil avanzar hacia el futuro con confianza en uno mismo.

Existen experiencias que pueden limitar mucho a una persona a la hora de ser ella misma. Por ejemplo, haber sufrido algún tipo de soledad en la infancia o en la adolescencia, haber sentido el rechazo por parte de los demás. Lo positivo es que nunca es tarde para empezar a ser tú mismo y descubrir que hay personas que te quieren tal y como eres. No importa la cantidad sino la calidad de cariño que te rodea.

Pero para poder sentir desde la libertad, la magia de dicho afecto, debes abrir la puerta que separa tu alma del resto del mundo. El arte de ser tú mismo muestra que eres la persona más importante que hay en tu vida. Por ello, debes apostar por ti. No esconderte de nada ni de nadie. En caso de hacerlo, estás renunciando a tu propia luz, a tu felicidad más íntima, a tus deseos reales y a la verdad que existe en tu corazón. Desde hoy, hasta siempre, apuesta por mostrarte tal y como eres.