La baja autoestima en el trabajo
Una persona puede sentirse más desarrollada en un ámbito de la vida que en otro. Existen personas que se sienten especialmente vulnerables e inseguras en la oficina. Existen distintos factores que pueden influir en la autoestima profesional: el ambiente de trabajo, la falta de reconocimiento externo, el grado de disgusto con dicho trabajo…

Mejorar la autoestima es positivo también para potenciar el desarrollo profesional ya que la autoestima no solo es salud sino que también es impulso en el currículum de quien tiene confianza en sí mismo: ¿Qué hacer para potenciar una baja autoestima en el trabajo?

Cultiva los pensamientos positivos sobre ti mismo

Comienza a tener un diálogo positivo sobre ti mismo centrado en aspectos de tu rutina profesional por los que debes felicitarte. Cultiva este diálogo interior positivo incluso en los detalles más pequeños. No te obsesiones con el imposible de no querer cometer ningún fallo en el trabajo sino con el reto alcanzable de superarte a ti mismo cada día. Esta es la verdadera esencia de la profesionalidad: llegar a ser la mejor versión de ti mismo.

Cuando se realiza este giro de pensamiento también se produce un cambio importante en la actitud del trabajador: disfruta con aquello que hace.

La baja autoestima en el trabajo

Herramientas de ayuda

Existen recursos profesionales que también ayudan a elevar la autoestima en el trabajo: un proceso de coaching, el mentoring y los cursos de formación pueden aportar herramientas valiosas al trabajador para elevar su autoestima. Uno de los puntos más importantes para elevar la autoestima en el trabajo es expresar las ideas personales en las reuniones. Antes de una reunión, puedes preparar algunas de tus preguntas anotándolas en una libreta.

Existen personas que están sentadas durante gran parte de su jornada laboral. Es muy importante romper este sedentarismo a través del deporte y el ejercicio físico puesto que la actividad ayuda a mantener cuerpo y mente en forma.