Bebidas con carbohidratos para aumentar el rendimiento deportivo
La hidratación es un aspecto muy a tener en cuenta a la hora de realizar ejercicio físico. La sudoración puede superar los dos litros por hora y eso significa que se producen importantes pérdidas de líquidos y electrolitos. Compensarlas mediante bebidas de reposición es fundamental para evitar la deshidratación y otros problemas de salud.

En el último número de la revista científica de la Federación de Medicina Deportiva (FEMEDE), “Archivos de medicina del deporte”, recoge precisamente esa recomendación para que todos los deportistas sean conscientes de lo que puede llegar a aportar una bebida carbohidratada.

El Dr. Pedro Manonelles, presidente de FEMEDE, tiene claro que para preservar el balance hídrico y el rendimiento del deportista hay que realizar una provisión adecuada de líquido, energía proveniente de hidratos de carbono y electrolitos. Con ello se puede retrasar la fatiga:

Ingerir hidratos de carbono minimiza el glucógeno perdido por el ejercicio físico intenso. Las bebidas con hidratos de carbono, combinadas con electrolitos, mejoran el rendimiento del deportista y la absorción intestinal de sodio y agua, en mayor medida que otras bebidas. Además, la mejor palatabilidad de estas bebidas permite incrementar el consumo de líquidos, lo que posibilita obtener más fácilmente los niveles de hidratación necesarios para los deportistas.

La revista del Colegio Americano de Medicina Deportiva también ha publicado una investigación sobre la importancia de las bebidas con carbohidratos. Han podido demostrar que en condiciones ambientales frías las bebidas que contenían entre un 4 y un 6% de carbohidratos mostraban una mejoría significativa en la capacidad de ejercicio. Cuando la temperatura es mayor a 30ºC esa mejoría en el rendimiento sólo se aprecia cuando las bebidas contienen como mínimo un 6% de carbohidratos.

Evitar la deshidratación

FEMEDE advierte de que muchos deportistas están en riesgo de sufrir una deshidratación cuando practican deporte. Según avanza la actividad física se van deshidratando, motivo por el cual es muy importante recurrir a las bebidas de reposición que contienen carbohidratos (en algunos casos la deshidratación puede ser del 2% del peso). La concentración adecuada debe ser de entre un 4 y un 8%, sobre todo cuando la actividad supera la hora.