Beneficios de la amistad cuando estás en un buen momento
Con frecuencia, se habla mucho sobre los beneficios de la amistad verdadera cuando atravesamos un momento de tristeza pero no tomamos la misma conciencia de los efectos secundarios agradables que aporta este vínculo cuando estamos en una situación de alegría.

Los amigos verdaderos no solo intentan estar ahí en los malos momentos de tristeza, sino también, acompañar en la alegría y la celebración. Esta visión de la amistad parte de una filosofía positiva de la vida. ¿Qué efectos produce este vínculo amistoso?

La alegría se multiplica

Los sentimientos no se pueden medir de una forma cuantitativa, sin embargo, si se tratase de una ecuación matemática, podríamos decir que la alegría compartida con otro amigo se multiplica por dos. El deseo interior de aquella persona que se siente feliz es poder comunicar su sentimiento y compartirlo con aquellas personas que quiere. Compartir las vivencias personales también aporta un mayor sentimiento de unidad en la amistad.

Beneficios de la amistad cuando estás en un buen momento

Una retroalimentación positiva

Una persona que es feliz por distintos motivos, todavía lo es más cuando se siente acompañada por personas con quienes tiene una confianza e intimidad profunda. En este contexto, la comunicación fluye de un modo natural. De hecho, en muchos momentos sobran las palabras para expresar la alegría ya que un abrazo y una sonrisa , como signos de lenguaje corporal, así lo muestran.

La amistad verdadera en un buen momento muestra un sentimiento que nos ayuda a fijar esos instantes agradables a través de recuerdos que permanecen en el tiempo generando un gran arraigo en el corazón. Puedes visualizar algunos de los momentos más felices de tu vida y comprobar cómo, aquellos momentos fueron más especiales todavía, gracias a ese cariño. La amistad verdadera te ayuda a verte en el espejo del afecto a través de la mirada de quienes te valoran de un modo incondicional.