Beneficios de tocar un instrumento
Cada día descubrimos más beneficios que nos proporciona escuchar música tanto para nuestro cerebro como para nuestro bienestar emocional. Recientemente, además, se ha publicado un estudio que recoge los beneficios que tiene tocar un instrumento para aquellos que lo practican.

Según este estudio, los beneficios que nos aporta la práctica musical son independientes del género o de la edad de quien lo practica, así como del instrumento elegido, con lo cual todos podemos disfrutar de ellos.
Entre los más destacados se destacan los siguientes:

– Aumento de la confianza en uno mismo.

– Favorece la plasticidad cerebral, lo que implica que aumenta la creatividad a la hora de solucionar los problemas cotidianos. Esto se debe a que, para poder lograr una gran velocidad en los dedos, un músico necesita realizar un gran entrenamiento mental. Según algunos estudios, un buen pianista o violinista pueden llegar a practicar 7.500 horas antes de cumplir 18 años.
– Mejora en las relaciones sociales.

– También mejora la concentración y ejercita la memoria, por lo que es un ejercicio perfecto para la mente de cara a evitar dolencias como la demencia senil o el Alzheimer.

– Reduce el estrés y disminuye la presión sanguínea. Para muchas personas tocar un instrumento resulta una actividad muy relajante, ya que se concentran en la práctica del mismo y se olvidan de sus preocupaciones y obligaciones.

– Mejora la inteligencia, las habilidades del lenguaje y la inteligencia espacial, que es la capacidad para percibir los detalles del mundo que nos rodea y formarse imágenes mentales de los objetos. Es habilidad nos ayuda a realizar multitud de tareas, desde resolver una complicada ecuación matemática hasta envolver los regalos de Navidad.

– Mejora nuestro estado anímico, con lo cual es una gran ayuda para las personas depresivas.