Beneficios del sentido del humor
Una de las cualidades que más nos pueden ayudar a pensar en positivo y vivir nuestra vida con esperanza, creyendo en nosotros mismos y haciendo frente a las adversidades es el sentido del humor. Cuando contemplamos las cosas con sentido del humor, las relativizamos, con lo cual se hacen más llevaderas y soportables. Además, el sentido del humor facilita en gran medida nuestra relación con los demás, siempre que no sea demasiado hiriente o sarcástico, porque resulta más fácil simpatizar con una persona que tiene sentido del humor que con otra que no lo tiene.

El sentido del humor, además, nos ayuda a evitar tensiones en las relaciones con los demás. Ya sea con nuestra pareja, en el trabajo, con amigos o familiares, si tenemos algún conflicto, el sentido del humor nos puede ayudar a solucionarlo de una forma más positiva, siempre que no lo utilicemos para menospreciar o burlarnos de los demás o para reírnos de las desgracias ajenas.

En estos casos, humor herirá a quienes nos rodean y nos separará en lugar de ayudarnos a solucionar un conflicto.

También debemos evitar menospreciarnos a nosotros mismos con objeto de hacer reír a los demás o caerles bien. Eso no significa que no contemplemos nuestros errores y meteduras de pata con sentido del humor, pero sin denigrarnos a nosotros mismos, poniéndonos como ejemplo de torpeza o de falta de inteligencia. Si lo hacemos así, este comportamiento, a la larga, acabará afectando a nuestra autoestima. Por ello mismo, tampoco debemos permitir que los demás bromeen a nuestra costa si nos resultan denigrantes o nos hacen daño.

Es importante, en cualquier caso, aplicar el sentido del humor a todas las áreas de nuestra vida y no olvidar que, como dijo Oscar Wilde: “La vida es demasiado importante como para tomársela en serio”.