Beneficios de la introspección para ser feliz
El camino hacia la felicidad es interior, por tanto, el mejor proceso de autoconocimiento es la introspección que te lleva a tomar conciencia de tu propia evolución interna. La tendencia a la ocupación constante tan propia de la era moderna, esconde en algunos casos el miedo a escuchar un vacío interior, encontrar un problema que no está resuelto o asumir errores pasados que no se han afrontado del modo correcto.

Sin embargo, no puedes darte la espalda a ti mismo, y no por vivir ignorando determinadas realidades significa que dejan de estar allí presentes. La introspección parte de la valentía de conectar con tu verdadera identidad. ¿Cuáles son los beneficios de esta experiencia emocional?

Razones para mirar en tu interior

En primer lugar, mejora tu calidad de vida. Así que solo por este motivo, merece la pena encontrar aunque solo sea diez minutos de reflexión al día. Te ayuda a vivir de un modo más consciente, con una mirada objetiva de la realidad, dando valor a lo que de verdad importa. Pero además, gracias a esta conciencia de ti mismo, también puedes tener una influencia positiva en la vida de los demás.

Beneficios de la introspección para ser feliz
A través de la introspección, vas a tener un mayor conocimiento de quién eres. Estás en un proceso de
transformación continua, por esta razón, el paso del tiempo te ofrece una nueva oportunidad de conocer otros matices de ti mismo.

La introspección también te lleva a vivir de un modo más personal artes que conectan de forma directa con esa posibilidad de autoconocimiento a través del valor de la empatía, por ejemplo, el cine y la literatura. Completas con tu propia mirada el argumento de un libro.

La introspección potencia la promoción de la salud en tanto que te ayuda a saber qué te conviene, y cómo debes cuidarte. Asumiendo que no puedes delegar esta responsabilidad individual en nadie más.

Beneficios de la introspección para ser feliz

Otros beneficios de la introspección

Uno de los principales beneficios de la introspección es que ganas una mayor serenidad. Y en tiempos de prisa como el que vivimos, poder seguir tu propio reloj en una cultura slow te ayuda a estar alineado con el ritmo de la propia naturaleza viviendo tu invierno, primavera, verano y otoño. Esta perspectiva es necesaria para hacer análisis de tu vida y plantear cambios cuando sea necesario. Es decir, para asumir que tal vez no estás en el punto en el que te gustaría, y quieres hacer algo para avanzar.

La introspección parte de la conciencia de comprender que solo se vive una vez. Por tanto, este regalo es lo suficientemente importante como para vivirlo a plenitud. Y además, tus decisiones presentes tienen un impacto en tu futuro. Por tanto, también conviene vivir con la responsabilidad ética de saber que empiezas a crear el mañana a partir de ahora.

Algunos libros nos ayudan en el viaje hacia el autoconocimiento. Todo lo que he aprendido de Luis Rojas Marcos es una lectura sencilla descrita en breves mensajes en los que el psiquiatra comparte algunas de las lecciones que ha aprendido en su vida. Otro libro recomendable es El coaching de Oscar Wilde escrito por Percy Allan.