Beneficios psicológicos de un abrazo
A veces por falta de tiempo, otras por no pensarlo y otras por falta de costumbre… pero son muchas las ocasiones en la que los abrazos se quedan en un segundo plano. Muchas personas no saben cómo responder a este contacto físico tan efusivo. Puede que el no saber responder ante un abrazo venga causado por la infancia cuando quizá los padres no sabían demostrar a sus hijos su amor hacia ellos con el contacto físico. Pero puedes cambiar de opinión cuando conozcas los beneficios psicológicos que tienen los abrazos.

Muestra de amor

¿Eres capaz de recordar el último abrazo que te llenó de forma especial? Seguro que sí, y seguro que te sentiste tranquilo, relajado, seguro y en confianza. Un abrazo sincero, es una muestra de amor. Además, un abrazo hará que tu cuerpo libere una hormona llamada oxitocina y te ayudará a apegarte al otro, estableciendo un bonito vínculo emocional.

Adiós estrés

Además de sentirte relajado con un abrazo sincero, también cuando lo recibes disminuye de forma drástica el nivel de estrés que puedas llevar dentro de ti, porque pasarás a sentirte tranquilo y seguro en los brazos de la persona que te quiere y te transmite su amor… sintiendo un auténtico bienestar.

Beneficios psicológicos de un abrazo

Más feliz

Cuando recibes abrazos de verdad, de esos en los que se cierran los ojos y se aprieta…serás más feliz, te elevará el autoestima y además, estarás más abierto a la vida y a los cambios que se vayan presentando.

Por si fuera poco también también, hay quienes afirman que un abrazo, con el apoyo emocional de quien te lo da, ayudará a disminuir la ansiedad, dolores e incluso la depresión.

Así que si eres de las personas que les cuesta abrazar a las personas que quieres…deja a un lado esos sentimientos que te frenan, para dar la bienvenida a los sentimientos de amor y bienestar que encontrarás abrazando a las personas que quieres.