Bloqueos emocionales que nos impiden seguir adelante
Cuando buscamos lograr nuestros objetivos, tenemos que hacer frente a todo tipo de obstáculos, tanto externos como internos. Son estos segundos los más difíciles de superar, ya que se encuentran dentro de nosotros y la mayoría de las veces no somos conscientes de ellos, pero nos limitan en nuestro progreso hacia el bienestar, la plenitud y la felicidad. Estos obstáculos internos son lo que se conoce como bloqueos emocionales.

Estos bloqueos afectan sobre todo a nuestra creatividad a la hora de solucionar problemas, de encontrar vías diferentes de conseguir nuestras metas o de evitar que siempre repitamos el mismo patrón de conducta una y otra vez, aun siendo perjudicial para nosotros.

Entre los bloqueos más comunes podemos destacar los siguientes:

– Miedo a equivocarnos y a arriesgarnos, es decir, a la posibilidad de cometer un error.

– Rapidez en encontrar soluciones: A veces, encontrar una solución requiere tiempo. Sin embargo, pocas veces nos damos el tiempo y el espacio necesario para encontrar dicha solución, deteniéndonos a reflexionar unos minutos cada día.

– Miedo a lo desconocido: No conocemos el resultado de las soluciones nuevas, y por ello, recurrimos una y otra vez a las que ya conocemos, perdiendo así muchas oportunidades de aprender y progresar.

– Falta de confianza en nosotros mismos: No nos decidimos a dar el salto porque no estamos seguros de contar con todas las aptitudes para lograrlo. Por ello, en lugar de intentarlo, nos quedamos en nuestra zona de comida, para no enfrentarnos a la posibilidad de un fracaso.

Normalmente para superar estos bloqueos es necesario seguir una terapia o algunas sesiones de coaching, de forma que podamos identificarlos y encontrar los mecanismos para desarmarlos y superarlos, para así poder hacer uso de todas nuestras capacidades y habilidades.