Buscar amigos con optimismo
Existe un reto gratificante a nivel emocional en la vida: buscar amigos nuevos. Este objetivo se vive y se disfruta mucho más desde el optimismo que te permite estar bien contigo mismo. Para afrontar esta etapa de optimismo, merece la pena estar preparado a la negativa de los demás. Es decir, hacer amigos nuevos no resulta tan sencillo como parece a simple vista, en tanto que existe la libertad individual.

Por ello, en ocasiones, tus expectativas pueden verse frustradas ante la falta de interés del otro. Lo que nunca debes permitir es que el rechazo de una persona en concreto, limite tu capacidad de mostrarte tal y como eres, o de creer que alguien puede interesarse en ti, compartir tiempo contigo y disfrutar de tu compañía. Existen momentos del destino en los que por puro impulso puedes verte más obligado a reconstruir tu círculo social. Por ejemplo, al pasar una estancia en el extranjero por motivos de trabajo, cuando todos tus amigos se han marchado a una nueva ciudad o cuando has perdido el contacto con tu grupo de la universidad.

¿Cómo puedes buscar amigos nuevos con optimismo? En primer lugar, aprovecha las oportunidades que se presentan en tu camino. Si te apetece quedar con alguien, toma la iniciativa de proponerle un plan con toda la naturalidad. Y asume con la misma naturalidad, que pueda decirte que no. Al menos, te sentirás bien por haberlo intentado. Sé observador, es decir, intenta descubrir a aquellas personas que son más afines a ti. Por ejemplo, si haces un curso sobre un tema que te guste, es normal que haya compañeros con los que te sientes mejor que con otros.

Ten paciencia, es decir, anímate a dar tiempo al tiempo. Por supuesto, también es aconsejable respetar los ritmos de la otra persona. Disfruta del proceso porque la amistad merece la pena.