Cómo calmar la ansiedad ante el fracaso
El fracaso puede producir ansiedad. Esto ocurre, especialmente, cuando nos identificamos con los resultados de nuestras acciones. Desde esta perspectiva, podemos sentir que nuestra autoestima es efímera cuando nuestro ego crece a partir de un triunfo pero también, podemos volvernos diminutos ante una herida.

El fracaso vivido con ansiedad es todavía más amargo. Seguro que en tu entorno conoces a algún amigo o familiar a quien admiras, precisamente, porque te inspira calma y serenidad en los momentos difíciles. ¿Cómo puedes crecerte ante las dificultades?

Cambia tu lenguaje para describir la realidad

A través de tu lenguaje creas tu realidad. El vocabulario es muy amplio y muy rico. En lugar de nombrar un fracaso como tal, puedes referirte al mismo como un resultado no deseado. Por otra parte, no existen fracasos absolutos cuando reflexionamos sobre nuestras vivencias y obtenemos lecciones importantes. Por ejemplo, al hacer balance de nuestro plan de acción podemos identificar cuál ha sido la debilidad.

Recomendaciones de dieta

Cuando sufrimos ansiedad podemos tener menos apetito ante la sensación de angustia en la boca del estómago. Sin embargo, una dieta sana y variada es vital para reducir la ansiedad. Prepara un menú variado. Respeta los horarios de tus comidas habituales. Si por motivos de trabajo comes fuera, elige un restaurante especializado en la preparación de comida casera. Distribuye tu alimentación en desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

Cómo calmar la ansiedad ante el fracaso

Descansa porque lo necesitas

Después de sufrir un fracaso, el descanso es vital tanto a nivel físico como emocional. Dormir y tomar la vida con otro ritmo es una buena medida para relajarte hasta sentirte nuevamente preparado para volver a intentarlo. Además, durante el sueño también surgen ideas y ensoñaciones que pueden nutrir tu autoestima.

Una vez que quieras volver a intentarlo, márcate un objetivo realista y alcanzable. Cuanto más concreta sea tu meta mejor. Anótala por escrito y si tienes que dar muchos rodeos para hacer visible tu propósito, entonces, hay algo que no va bien.

Pero además, prepárate a conciencia para dar el salto con los mejores recursos posibles. Por ejemplo, si vas a prepararte para un examen de inglés, cuando más estudies y mejor te prepares, menos ansiedad sentirás.

Cómo calmar la ansiedad ante el fracaso

Cuál es la causa de tu ansiedad

Generalmente, cuando experimentamos ansiedad ante el fracaso, no lo sentimos solo por el valor de la derrota en sí misma sino que más bien, el factor es otro: temor al qué dirán, miedo al ridículo, sentimiento de inferioridad ante los demás, creencia de estar ante el último tren… La historia de cada persona es distinta, por tanto, es muy recomendable que en este tipo de circunstancia, medites y pienses sobre qué es lo que te hace sufrir exactamente.

Este año se celebra el décimo aniversario de la película El diablo viste de Prada protagonizada por Anne Hathaway y Meryl Streep. Esta historia es un ejemplo de cómo el éxito puede ser muy amargo y el fracaso, muy liberador. Esta peli es una buena propuesta de cine para ver en casa y visualizar ejemplos y actitudes de emociones muy distintas.