Cambiar el pesimismo por el optimismo
¿Cómo son los pensamientos que dan vueltas en tu cabeza cuando no estás bien emocionalmente? Son muchos los pensamientos que se vuelven automáticos y suelen presentarse como pensamientos acusadores, victimistas o muy negativos. Este tipo de pensamiento negativo condicionará tu comportamiento e incluso tu estado de ánimo. ¿Pero sabes qué? Que el optimismo también lo condiciona y a mejor, así que, ¿qué te parece convertir tu pesimismo en optimismo?

¿Qué se necesita?

El optimismo no es tener una fe ciega de que todo saldrá bien. Para ser optimista se necesita tener una actitud abierta, creativa y con esperanza. Además tienes que saber que la mayoría de las situaciones se pueden hacer frente y salir con éxito si se afrontan con ingenio, buena voluntad y se es flexible. Veamos cómo cambiar ese pesimismo en optimismo. ¡No pierdas detalle!

Pruebas

Antes de nada debes buscar pruebas, pero esas pruebas evalúalas y reconoce si son o no son totalmente ciertas. Hacer frente a acusaciones externas es más fácil que hacer frente a autocríticas puesto que éstas últimas cuesta más de cuestionarlas.

Otras opciones

Las alternativas siempre deben ser bienvenidas y por ello debes buscar otras explicaciones y otras opciones de pensamiento con más coherencia. Para ello te aconsejo que no generalices, que te olvides de las conclusiones precipitadas y sobre todo, deja de tomarte todo lo que te pasa como algo personal. Los problemas tienen un tamaño pero debes evitar que te ocupe toda la vida.

Cambiar el pesimismo por el optimismo

Pensamiento coherente

Tu pensamiento debe convertirse en un pensamiento racional y dejar de lado el antiguo catastrofismo. Un consejo para que tu pensamiento se vuelva algo más racional, es que cojas papel, lápiz y escribas todo aquello que te está perturbando, tus pensamientos y las consecuencias que esperas. ¿Qué es lo peor que podría pasar?

Actitud positiva

Si mantienes una actitud positiva ante la vida obtendrás mejores resultados ante las adversidades, estos buenos resultados serán pequeñas semillas que te ayudarán a seguir siendo optimista, te ayudará a seguir pensando en positivo y a aprender nuevas herramientas y lecciones para el futuro.