Hacer cambios para lograr nuevas metas
Tenemos un arraigo muy fuerte hacia nuestras costumbres habituales que derivan en una rutina que cuando se convierte en inamovible deja poco margen para la novedad. Lo previsible resulta poco emocionante si pensamos en la motononía de un futuro en el que día a día, repetimos las mismas pautas de siempre.

Existe una razón importante para hacer cambios en la vida: es la única forma de poder descubrir qué hay más allá de esos límites que nos imponemos a nosotros mismos con tanta frecuencia.

Cómo tomar decisiones

Para ello, también debemos estar preparados para convivir con la incomodidad que surge en el inicio de una nueva etapa. Un incomodidad que es fruto del proceso de adaptación. Por tanto, debemos observar esos sentimientos desagradables como totalmente lógicos y naturales. Existen cambios de distinto tipo. En algunos casos, se trata de decisiones improvisadas que no tienen un impacto trascendental en nuestra vida (al menos, en un primer momento) y, sin embargo, sí nos ayudan a desarrollar ese espíritu de apertura.

Por ejemplo, es un signo de inteligencia emocional tener la capacidad de improvisar un plan distinto al habitual un viernes por la tarde.

Otros cambios son más meditados y vienen acompañados de una de las virtudes más importantes: la prudencia. Una virtud que nos ayuda a hacer balance de los pros y los contras de determinada opción. También podemos tomar algunas decisiones en nuestra vida a partir de la intuición, sin embargo, sí considero que es importante no fundamentar la mayor parte de nuestras elecciones en intuiciones personales ya que este tipo de corazonada no siempre responde a la realidad de los hechos.

Hacer cambios para lograr nuevas metas

La oportunidad de un nuevo año

Desde el punto de vista emocional, el ciclo de un nuevo año marca un punto de inflexión en la vida de muchas personas que gracias a este cambio en la página del calendario, deciden marcarse nuevos retos. Potencia tu creatividad para hacer muchas de las cosas que haces habitualmente, de un modo distinto. Así podrás comparar vivencias y sensaciones.