5 causas habituales de mal humor
Existen etapas de la vida en las que el mal humor puede volverse crónico ante una causa que produce sufrimiento y la actitud de quien parece comportarse como si no pudiese hacer nada al respecto. En realidad, el mal humor es un síntoma que tenemos que escuchar, una información que nos ofrece un conocimiento sobre nosotros mismos. No te quedes en la superficie de la queja. Profundiza en la raíz de ese malestar. ¿Cuáles son las cinco causas habituales de mal humor? En este post te lo contamos.

Un trabajo infeliz

Existen muchas causas de infelicidad en el trabajo: un sueldo precario, condiciones laborales muy mejorables, hacer un trabajo que no ofrece un desarrollo personal, clima de trabajo negativo, miedo al despido, cansancio psicológico… Pasamos muchas horas de nuestra vida en horario de oficina, por esta razón, cuando tu trabajo te disgusta, es muy posible que esta insatisfacción salpique a tu vida personal.
Seguir leyendo

Cómo vencer la inseguridad y ganar autoestima
Para vencer la inseguridad, en primer lugar, tienes que exponerte a esas situaciones que te producen un nerviosismo añadido, en lugar de evitarlas por el temor de quedar en evidencia. Por ejemplo, aquellos oradores que destacan por sus habilidades de retórica para hablar en público han llegado a este nivel de confianza y seguridad en sí mismos gracias a la experiencia del entrenamiento previo. Observa tu propia trayectoria de vida. Cuando un bebé aprende a dar sus primeros pasos camina inseguro, es muy posible que se caiga o que tropiece con cualquier obstáculo.

Por el contrario, cuando ya tiene una experiencia en caminar, tiene una estabiliadad y firmeza en sus trayectos. Puedes aplicar este mensaje a cualquier ámbito de tu vida para comprender que, lo único que necesitas para ganar seguridad en un terreno es práctica. Observa también las dudas que tenías en tu primer día de trabajo y cómo ahora realizas muchas de esas gestiones de un modo casi mecánico.
Seguir leyendo

Cómo superar la muerte de una persona joven
La muerte no entiende de edades, pese a que en la sociadad actual, hemos desnatualizado la muerte hasta el punto de que casi parece algo accidental, cuando en realidad, es un hecho inevitable que nos afecta a todos de un modo universal. Es evidente que la muerte de una persona joven va acompañada de la tristeza de ese potencial futuro que ojalá hubiese podido tener, de ese preciado tiempo que ha dejado tantas cosas en el camino.

Y también, de las circunstancias que en muchos casos acompañan a la muerte de una persona joven. Por ejemplo, padres que sobreviven a los hijos.
Seguir leyendo

5 cosas que puedes controlar en tu vida
Existen muchas cosas que caen fuera de tu zona de control en la rutina cotidiana. Y con frecuencia, sufrimos porque nos posicionamos en aquello que no podemos controlar al cien por cien. A partir de ahora, el cambio en tu vida puede nacer si aprendes a centrarte en aquello que sí está en tu mano gestionar. ¿Qué cosas son esas en las que puedes potenciarte desde el empoderamiento?

Aquello que dices

Incluso bajo el impacto de la ira, si aprendes a controlarte, si aprendes cómo puedes ser víctima del impulso de decir algo que en realidad, no es constructivo a largo plazo, te ayudará a utilizar tus palabras con más conciencia y sabiduría. Porque eres libre para decidir qué quieres expresar, cómo deseas hacerlo o cuándo. Y también, eres libre para guardar silencio.
Seguir leyendo

Atrévete a cumplir tus sueños
Actualmente puedes ver en cartelera la película “La La Land: La ciudad de las estrellas”, una cinta que está conquistando al público y cuyo mensaje principal es que los sueños se hacen realidad. Evidentemente, con altas dosis de esfuerzo, paciencia, incertidumbre y dudas.

La vida no es una película pero tú también puedes cumplir tus sueños dándote el permiso de intentarlo. Recuerda que si crees que puedes, podrás. Y si crees que no puedes, tampoco podrás. En la mayoría de los casos, somos nosotros mismos quienes nos condicionamos hacia el éxito a través de la actitud. Y a veces, estamos muy acostumbrados a posicionarnos en negativo ante los hechos. Seguramente, porque estamos más acostumbrados a dar valor a lo negativo que a lo positivo.
Seguir leyendo

Cómo sanar el dolor de la decepción
La decepción es un sentimiento muy humano, sin embargo, en más de una ocasión debemos tomar conciencia de que el motivo de este dolor no ha sido tanto un hecho externo como interno. El más habitual es poner unas expectativas desorbitadas en la realidad, dar por hecho que algo va a ocurrir confundiendo el deseo de que eso suceda, con el hecho de que definitivamente así deba suceder.

Las decepciones son resultado, en la mayoría de las ocasiones, de la propia anticipación interior. Es decir, nos posicionamos en el presente, haciendo una hipótesis de la película de la vida, y a partir de ese momento, imaginamos hechos o circunstancias. Esto es muy habitual en el enamoramiento cuando el deseo de ser correspondido lleva al enamorado a dibujar un montón de matices en su mente.
Seguir leyendo

Consejos de apoyo para cuidar al cuidador
Ejercer el rol de cuidador de una persona dependiente, supone un alto nivel de renuncia personal. Sin embargo, con una sencilla pregunta puedes mostrar empatía hacia quien está al cuidado personal de otro ser humano: “¿Y tú qué tal te encuentras?”. Generalmente, las personas ponen el interés en el enfermo y en cómo se encuentra. Sin embargo, mostrar interés por qué tal está el cuidador que es quien asume gran parte de la tarea, significa tener empatía con esa persona. Darle su espacio. Y esta comunicación es importante para mejorar la asertividad.

Puedes cuidar al cuidador de formas muy diferentes, a través de gestos sencillos. Por ejemplo, facilítale información que pueda ser de interés. Actualmente, ante el auge de personas de la tercera edad y el mayor número de cuidadores, cada vez más organizaciones ofrecen cursos sobre “Cómo cuidar al cuidador”.
Seguir leyendo

Cosas que influyen en tu bienestar aunque no lo sepas
El bienestar es un objetivo de salud que depende de más factores de los que en muchos momentos somos conscientes. Uno de los elementos más determinante es la postura corporal. Es decir, la posición del cuerpo, dada su vinculación con la mente, es vital para producir un estado de ánimo u otro diferente. Esta es una de las razones por las que, la postura que necesitas para concentrarte en el trabajo, no es la misma que utilizas cuando practicas yoga, por ejemplo.

Y sin embargo, en muchos momentos es una carencia de higiene postural la que lleva a la apatía física. Tampoco es lo mismo caminar por la calle mirando hacia el suelo que tener la espalda recta y mirar al frente con confianza. Este sencillo gesto puede cambiarte un momento de bienestar.
Seguir leyendo