Diferencias psicológicas entre hombres y mujeres
Hablar de las diferencias psicológicas entre hombres y mujeres puede llevar, en algunos casos, a perpetuar estereotipos que han alimentando las diferencias de género en la sociedad. Sencillamente, porque hombres y mujeres han estado condicionados por su rol social. Sin embargo, estamos en una etapa en la que la inteligencia emocional permite a hombres y mujeres redescubrirse a sí mismos en una nueva perspectiva. La perspectiva emocional que es tan importante en la vida.

Esta diferencia de roles ha dado lugar a una diferencia habitual entre hombres y mujeres. El modo de expresar los sentimientos puede ser diferente. Ellos, por ejemplo, pueden hacerlo más a través de acciones concretas que esconden un mensaje. Por el contrario, ellas dan mucha importancia a la palabra. De hecho, muchas mujeres destacan por su inteligencia verbal.
Seguir leyendo

Cuáles son las semejanzas entre la psicología y la filosofía
La psicología nace de la filosofía, de hecho, pensadores como Sócrates, Platón y Aristóteles, establecen las bases antropológicas del ser humano en su conexión directa con la felicidad.

Este es uno de los puntos más importantes que tienen en común psicología y filosofía puesto que ponen su objetivo de atención en el estudio del ser humano. Pero además, este estudio parte de premisas que ambas disciplinas comparten, por ejemplo, la dignidad que acompaña a cada persona.
Seguir leyendo

Causas de la postergación en las tareas
Existe una rutina totalmente perjudicial en relación con el bienestar. La postergación de dejar las cosas para otro momento. Generalmente se dejan para mañana, pero luego cuando llega ese mañana, el tema vuelve a quedar pendiente. Todos en algún momentos hemos sido víctimas de nuestras propias trampas psicológicas, especialmente, con aquellas tareas que menos nos gustan o más pereza nos dan.

¿Cuáles son las causas más frecuentes de la postergación? En algunos casos, la postergación puede ser una consecuencia de un problema de salud que tal vez, todavía no esté diagnosticado, sin embargo, la persona no se siente bien, se nota débil y con menos energía.
Seguir leyendo

Rasgos habituales del rol de la autocompasión
Detrás de los comportamientos de una persona que se compadece de sí misma de un modo habitual existe también la manipulación emocional de quien se posiciona ante los demás como víctima que desea ser salvada. Existen situaciones muy difíciles de la vida en las que la autocompasión puede ser casi como un mecanismo inconsciente de supervivencia. Sin embargo, muchas de las personas que adoptan este rol caen en el error de victimizarse como único objeto de sufrimiento.

Es decir, les falta tener empatía para mirar a su alrededor y observar historias de la vida. Historias de otros con esperanzas, heridas, anhelos, deseos cumplidos y miedos. Desde su posición, lo llevan todo al plano personal. Y desde esta perspectiva es difícil no dramatizar.
Seguir leyendo

Cómo saber si eres una persona perfeccionista
Idealizamos tanto el significado de la palabra perfección que por error, podemos llegar a deducir que ser perfeccionista es una virtud cuando en realidad produce el síndrome de la insatisfacción crónica. ¿Cómo puedes saber si eres perfeccionista? Si por ejemplo, dramatizas tus errores hasta el punto de que el peso de esos fallos te arruina el día, y por el contrario, no das el valor objetivo a tus méritos. Paasas página muy pronto después de haber alcanzado una meta en lugar de saborearla y celebrarla. Esta es una actitud habitual del perfeccionista.

Además, el perfil del perfeccionismo también se refleja a través de la mentalidad de interpretar la realidad desde conceptos absolutos del tipo todo o nada, nunca o siempre. De este modo, en la mente del perfeccionista no existen excepciones a la norma sino conclusiones generales.
Seguir leyendo

Cómo saber si el problema está en ti
A veces, podemos estar en lucha contra el mundo. Y es en ese tipo de situaciones cuando en lugar de señalar con el dedo a los demás como responsables de todas nuestras frustraciones, deberíamos cambiar la óptica para fijarnos en nosotros mismos y analizar con objetividad la realidad de nuestro estado emocional. En este tipo de situación cobra fuerza la tesis psicológica que afirma: “Cuando tú estás bien, tu mundo está en orden”, “Cuando no estás bien contigo mismo, todo es un caos”.

¿Pero qué ocurre cuando una persona tiene que resolver un problema emocional interno, y sin embargo, culpa a los demás de su malestar? Que al identificar la causa equivocada, no pone el remedio oportuno. Pero además, cuando entramos en esa cadena de insatisfacción personal en la que nadie o muy pocas personas parecen superar ese filtro de expectativas y de perfección, entonces, hay algo que debemos cambiar.
Seguir leyendo

Cómo sentirte acompañado en tu soledad
La soledad está ahí, como una sombra frecuente que es una prolongación de nuestra propia esencia. En mayor o menos medida, todos nos hemos sentidos solos en algún momento. La soledad es una de las principales causas de sufrimiento de la sociedad actual, es un dolor anímico que condiciona a quienes añoran un estilo de vida mejor. En algunos momentos, por ejemplo, en un cambio de ciudad, podemos sentir con mayor dolor la falta de relaciones personales. La soledad también puede experimentarse incluso estando en compañía. ¿Cómo sentirte acompañado?

Viajando a través de la imaginación

Es un recurso posible, necesario y que, sin embargo, en muchos casos queda adormecido en una sociedad en la que las pantallas móviles se han convertido en el principal entretenimiento de ocio. Viaja a través de tu imaginación, recréate en momentos felices, sueña sin miedo. Que tengas estas ilusiones no significa que no seas consciente de la realidad.
Seguir leyendo

Cómo ser feliz con tus circunstancias
Las circunstancias no determinan pero sí condicionan y es importante comprender que estos factores también componen un elemento esencial de nuestra situación vital. Especialmente, cuando se trata de circunstancias que no dependen de uno mismo. Por ejemplo, la muerte de un ser querido. En toda circunstancia, incluso en esas situaciones inevitables, siempre hay una parte que depende de ti y otra que no. Una es la actitud.

El cómo afrontas una situación determinada puede marcar la diferencia en tu propia vida. Y sin embargo, todos sabemos que la felicidad en ciertas circunstancias nos resulta más difícil, sencillamente, porque el dolor, la tristeza y el sufrimiento también son sentimientos naturales que nos hacen sentir más apagados de ilusión.
Seguir leyendo