Cómo diferenciar un ataque de ansiedad de un ataque al corazón
El testimonio de aquellas personas que han sufrido algún ataque de ansiedad muestra cómo la percepción de este malestar puede ser muy similar a la vivencia de un ataque al corazón. Generalmente, quienes sufren un ataque de ansiedad intenso experimentan un temor real a morir en ese momento. Sienten cómo su corazón se acelera o cómo un bloqueo les oprime el pecho con dolor. Sin embargo, cuando acuden a la consulta del médico con la evidente preocupación de aquello que les ocurre, descubren que su corazón está perfectamente, y todo se ha debido a un tema de nervios.

Este hecho es visible en la película “Cuando menos te lo esperas”, en la que su protagonista acude al médico pensando que sufre un ataque al corazón y en realidad, recibe el diagnóstico de que sufre ansiedad. ¿Cómo diferenciar entre un ataque de pánico y un ataque al corazón? El tiempo de duración. Un ataque de ansiedad puede durar bastantes minutos, por el contrario, en un ataque al corazón todo adquiere un mayor carácter de urgencia.
Seguir leyendo

Diferencias entre la psicología y la psiquiatría
Psicólogos y psiquiatras realizan su trabajo dentro de la promoción de la salud mental. Una de las diferencias más importantes entre un psicólogo y un psiquiatra es que este último estudia medicina y finalmente, se especializa en este ámbito de salud mental. Por el contrario, el psicólogo realiza los estudios de psicología en la universidad. Finalmente, realizan la especialidad en psicología clínica.

Existen algunos diagnósticos en los que el paciente requiere un tratamiento integral, es decir, un asesoramiento interdisciplinar desde el punto de vista psicológico y psiquiátrico. El psiquiatra es aquel profesional que a partir de su formación en medicina tiene un conocimiento profundo sobre el funcionamiento neurológico del cuerpo humano.
Seguir leyendo

Pensamientos habituales en pacientes que sufren depresión
La depresión es una de las enfermedades que mayor reflejo tiene en el pensamiento del paciente, una especie de veneno emocional que contamina la felicidad de quien sufre esta dolencia que tiene un diagnóstico complejo. ¿Por qué motivo? Porque en muchas ocasiones, se confunde con la tristeza. Uno de los pensamientos habituales de una persona que sufre depresión es el de la injusticia.

Personas que sufren en exceso porque tienen un ideal exigente de cómo deberían ser las cosas y cómo son en realidad les produce un grave dolor emocional. Por tanto, generalmente, detrás de la depresión se esconde una sensibilidad muy alta.
Seguir leyendo

Beneficios de los paseos en el estado de ánimo
Pasear es una actividad sencilla de realizar en cualquier fecha del año. Esto convierte esta actividad en una opción prioritaria frente a otro tipo de actividades. Los paseos no solo producen numerosos beneficios en la salud física de las personas, sino también, en el plano anímico.

De hecho, pasear es un antídoto del estado de ánimo saludable incluso para prevenir la depresión o para mitigar sus efectos en caso de que se produzca un diagnóstico de estas características. Por tanto, pasear es una medicina natural para cuerpo y mente. ¿Cuáles son los beneficios de los paseos?
Seguir leyendo

¿Hay que contar la verdad a un enfermo terminal?
Esta es una de las decisiones más complejas para los familiares directos de quienes saben que un ser querido tiene un diagnóstico terminal. En este tipo de situación, se plantea un debate entre los derechos esenciales del ser humano a conocer la verdad sobre su vida, y también, el deseo del entorno de querer proteger a esa persona de la conciencia de su propio final. A todo ello hay que sumar también la realidad de que algunos pacientes quieren vivir realmente en la ignorancia de este hecho. Es decir, para algunas personas, conocer esta información puede ser un detonante de hundimiento moral definitivo.

Es cierto que, generalmente, es difícil que un paciente no se dé cuenta de la situación que está viviendo. Sin embargo, en ocasiones, surge un deseo de conocer la situación a medias. Y conviene no juzgar de forma negativa esta especie de autoengaño puesto que hay que asumir la complejidad existencial de la situación: conocer el límite definitivo de la vida, sin poder hacer nada más que asumirlo como tal. No todas las personas se sienten preparadas para ello.
Seguir leyendo

duelo
El duelo por la muerte de un ser querido es una experiencia natural muy saludable para reparar la herida generada por una pérdida personal. Sin embargo, el duelo también puede ser patológico cuando surge alguna circunstancia que hace que la forma de vivir ese dolor sea insana. En Psicoblog describimos cuatro formas de duelo patológico.

Duelo crónico

Es una forma de pesar en la que la ira se convierte en una actitud habitual ante la vida. La persona se posiciona a la defensiva, en un rol de víctima marcado por la autocompasión constante. El tiempo pasa, la vida avanza, pero es como si el afectado siguiese en el mismo punto del momento en el que ocurrió la pérdida del ser querido. El duelo crónico es insano porque el duelo, como tal, no es un estado permanente, sino un proceso de recuperación con principio y final.
Seguir leyendo

¿Cómo reconocer los síntomas de alzhéimer?
Las pérdidas de momoria pueden estar producidas por distintas causas. Sin embargo, una cosa son los despistes concretos y otra, las lagunas de memoria recurrentes que son cada vez más frecuentes en paralelo al avance de la enfermedad. La Alzheimer’s Association enumera cuáles son los síntomas más frecuentes de esta dolencia que produce un deterioro cognitivo que conduce a la dependencia del paciente respecto de sus cuidadores.

Uno de los primeros síntomas de la enfermedad es la desorientación temporal y espacial. Una desorientación que aumenta si se ha producido un cambio importante en la vida del paciente. Por ejemplo, una mudanza. Una persona que tiene alzhéimer pierde la noción de las fechas. Por tanto, es muy importante diferenciar esta realidad, del posible olvido de un cumpleaños que puede sufrir cualquier persona mayor. Sin embargo, en los despistes nos damos cuenta a posteriori de ellos. Pero en el alzhéimer no ocurre esto.
Seguir leyendo

Hacer el duelo por la muerte de un enfermo de alzhéimer
Con mucha frecuencia, cuando se aborda el tema del alzhéimer se pone la perspectiva en cómo cambia la vida del enfermo y del entorno directo tras el diagnóstico de la enfermedad, sin embargo, no se habla tanto del después. Y desde mi punto de vista, el duelo por la muerte de un enfermo de alzhéimer tiene una complejidad añadida para aquellos cuidadores que han dedicado gran parte de su tiempo al cuidado de este ser querido. El vacío que queda tras su ausencia es inmenso.

El cuidador directo de un enfermo de alzhéimer vive estos cuidados como un eje principal de su rutina presente. Y de pronto, con la muerte llega esa tristeza de llegar a casa y sentir un vacío que ya nadie puede llenar. Es cierto que la muerte es ley de vida, sin embargo, eso no significa que no duela decir adiós a una persona que quieres incluso aunque tenga noventa años. Cuando una persona ha cuidado de un familiar enfermo de alzhéimer ha renunciado a muchas cosas al priorizar el amor como una vocación de felicidad. Sin embargo, una vez fallecido ese ser querido, llega el momento de retomar ilusiones, proyectos y metas. Es decir, es la ocasión de volver a pensar principalmente en uno mismo y de descansar. Por tanto, la meta del duelo es conectar nuevamente con ese descanso físico y psicológico tan necesario.
Seguir leyendo