Celebra el amor por ti en San Valentín
Celebrar el amor en San Valentín o en cualquier otra fecha del calendario es un buen gesto de inteligencia emocional porque estos pequeños hábitos ayudan a cuidar la autoestima y tener una buena higiene mental. Si asociamos San Valentín con el amor de pareja, entonces, muchas personas quedan excluidas de esta celebración. Por el contrario, si conviertes San Valentín en una fecha para brindar por ti mismo, entonces, felicidades porque es tu día y tu momento. El verdadero amor se muestra en el cariño hacia uno mismo, en la autoaceptación y en la ilusión por vivir. Ingredientes que suman muchos gramos de felicidad a una existencia plena.

El verdadero amor de tu vida

Si ya de por sí es un reto difícil tener una relación de pareja durante toda la vida, conviene recordar que existe una historia de amor que es más eterna todavía. La relación que tienes contigo mismo es constante, no puedes evadirte de tu propia realidad, ni renunciar a tu esencia. Puedes hacerlo de una forma puntual pero no eterna. De hecho, no es saludable hacerlo porque eso significa renunciar a ser uno mismo.

Celebra San Valentín con ilusión y alegría y regálate este día solo para ti. Diseña un plan que quieras hacer y cómprate un regalo que quieras tener.

Celebra el amor por ti en San Valentín

El amor por la vida

El amor por la vida debe renovarse con frecuencia buscando nuevas razones para vivir y nuevas metas que cumplir. Estamos en un momento de desánimo y de pesimismo a nivel social porque la falta de empleo produce sensación de oscuridad en la vida de muchas personas. Por ello, la recuperación de la ilusión a nivel individual pasa por hacer un trabajo consciente y un gran esfuerzo para focalizar la atención en lo positivo de la vida aunque lo negativo, sea tan palpable.