Cinco beneficios de dar las gracias
La gratitud es un buen hábito ante la vida que muestra la actitud de apertura de aquel que está contento y satisfecho en su presente. Existen muchas razones por las que merece la pena ser agradecido. ¿Cuáles son?

Aumenta la ilusión

Mientras que la queja solo produce desilusión y va matando poco a poco la esperanza, por el contrario, la gratitud aumenta la ilusión de forma constante gracias a todas las emociones agradables que son inherente a la gratitud. Esta es una de las razones por las que es básico dar las gracias por las cosas más sencillas en la vida, esas que con frecuencia pasan desapercibidas.

Eres más feliz

Siempre que eres agradecido eres más feliz que cuando te muestras escéptico ante la realidad. Una de las cualidades que mejor define a las personas optimistas es que son agradecidas y no dan las cosas por supuestas.

Mejoran las relaciones personales

Otro de los beneficios de dar las gracias es que mejoran las relaciones personales en tanto que la gratitud es una forma de feedback que a modo de reconocimiento actúa como un imán en la amistad o en el amor. Anímate a demostrar con más frecuencia la gratitud hacia tus amigos por todos los buenos momentos compartidos y por su apoyo incondicional.

El espíritu infantil sigue vivo

Cuando eres agradecido con todo lo que tienes también das rienda suelta a ese niño que sigue dentro de ti. Los niños son un ejemplo en su forma de vivir, es decir, son espontáneos y viven el presente. La gratitud es básica para vivir el ahora.

Cinco beneficios de dar las gracias

Conexión con el presente

Tendemos a desperdiciar grandes momentos pensando en lo que pudo ser o en lo que será. Sin embargo, la gratitud es una fórmula básica para conectar con el poder del ahora sin ansiedad.