5 cosas que puedes controlar en tu vida
Existen muchas cosas que caen fuera de tu zona de control en la rutina cotidiana. Y con frecuencia, sufrimos porque nos posicionamos en aquello que no podemos controlar al cien por cien. A partir de ahora, el cambio en tu vida puede nacer si aprendes a centrarte en aquello que sí está en tu mano gestionar. ¿Qué cosas son esas en las que puedes potenciarte desde el empoderamiento?

Aquello que dices

Incluso bajo el impacto de la ira, si aprendes a controlarte, si aprendes cómo puedes ser víctima del impulso de decir algo que en realidad, no es constructivo a largo plazo, te ayudará a utilizar tus palabras con más conciencia y sabiduría. Porque eres libre para decidir qué quieres expresar, cómo deseas hacerlo o cuándo. Y también, eres libre para guardar silencio.

5 cosas que puedes controlar en tu vida

Aquello que haces

Tu vida se define en cierto modo por la huella de tus acciones que son un reflejo de tu propia esencia. Por tanto, deja de perder el tiempo enfocándote en las acciones de los demás que son resultado de la libertad ajena, y empieza a nutrir tu propia voluntad a partir de estímulos de inspiración de felicidad.

Pero al msimo tiempo, también eres libre para decidir qué es lo que no quieres hacer, en qué no quieres implicarte.

Cómo ocupas tu tiempo

El tiempo forma parte de la vida y aunque en muchos aspectos, el tiempo trasciende a nuestra propia voluntad, en otros, sí podemos gestionarlo del modo en el que deseamos. Por ejemplo, tú decides cómo quieres usar tu tiempo, qué cosas deseas hacer en presente. Y sin embargo, muchas personas sufren porque viven como víctimas del azar o de las circunstancias externas cuando en realidad, solo tienen que tomar decisiones. Por ejemplo, ante un empleo que produce frustración, la mejor decisión es buscar otro trabajo.

5 cosas que puedes controlar en tu vida

Cómo vives este momento

No tienes poder para cambiar el pasado. Tampoco para saber qué pasará en tu vida dentro de un año. Pero sí tienes poder para decidir cómo vives este segundo, este instante. Este es un gran poder porque en la mayoría de las ocasiones, nuestra felicidad se juega en una partida de cartas con el ahora.

La paciencia

Esta es una de las virtudes más incómodas cuando queremos lograr algo ya. Pero al mismo tiempo, es una de las más importantes porque la clave de la felicidad, en ocasiones, reside en saber esperar con confianza. Sin embargo, la paciencia se nutre de tu propio deseo de ver más allá del horizonte del ahora para comprender que, en muchos casos, las cosas adquieren sentido desde la perspectiva del esfuerzo que te conecta con el mañana.

Puedes controlar muchas más cosas de las que imaginas en tu presente. Por ejemplo, eres libre de crear en tu mente situaciones de felicidad a través de tu imaginación. Por tanto, tú puedes alimentar tu fantasía a través de un hábito tan sencillo como la lectura. Puedes controlar el prisma desde el que observas la realidad. Tampoco olvides que eres libre de amar porque este es uno de tus grandes dones.