Cinco deberes que cumplir en las relaciones personales
Ser conscientes de nuestros derechos es muy importante en las relaciones personales, sin embargo, también es fundamental asumir nuestros deberes porque vivimos en sociedad. Por tanto, asumir los deberes en las relaciones personales implica apostar por el respeto al otro.

El deber de asumir un no

A nadie le gusta que le digan que no cuando había puesto muchas ilusiones y expectativas en algo. Sin embargo, el deber de aceptar la negativa de otra persona, sin recurrir a la manipulación o al chantaje emocional es un aprendizaje importante en el camino de la asertividad. Es fundamental valorar la libertad de otra persona.

El deber de dejar que el otro se equivoque

Existen personas que tienen la tendencia a dar consejos como si estuviera en su mano saber qué debe hacer el otro. Es importante aprender a escuchar más para comprender que cada persona tiene derecho a vivir su propia vida y a dejar que cada uno aprenda de sus propios errores.

El deber de tratar con respeto a los demás

La dignidad humana es la premisa básica a partir de la que merece la pena recordar que todo ser humano es digno de respeto y merece ser tratado con cariño siempre, pero todavía más, en etapas de la vida como la vejez o la niñez cuando las personas son más vulnerables.

Cinco deberes que cumplir en las relaciones personales

El deber de vivir tu propia vida

El deber de vivir tu propia vida enlaza con otro básico como el deber de permitir que los demás elijan su camino. Cuando tú te centras en qué quieres tú y en qué deseas también eres mucho más feliz porque dejas de compararte con los demás o de ocupar tu mente en asuntos que no tienen que ver contigo.

El deber de ser tú mismo y dejar que otro lo sea

La sinceridad implica la libertad de ser uno mismo en cualquier contexto. Pero también debes ser humilde para que otras personas puedan comportarse tal y como son. Practicar estos deberes es importante porque todos necesitamos entrenarnos en el arte de la superación personal para ser, cada día, un poco mejores.