Cinco derechos personales fundamentales
Todas las personas tenemos derechos y obligaciones pero a nivel emocional, conocer nuestros derechos también nos ayuda a cuidar de nosotros mismos siendo conscientes de dónde está el límite.

El derecho a ser tratado con dignidad

Todo ser humano merece respeto en base a su dignidad. Este derecho, tienes que defenderlo tú mismo cuando estás en una situación en la que consideras que la otra persona te está hablando en un tono ofensivo, por ejemplo.

El derecho a ser tú

Las relaciones personales se basan en el respeto a ser uno mismo. Por ello, el amor verdadero es aquel que te ayuda a crecer cuando tienes una pareja que se convierte en un apoyo que te valora y te aprecia. Por el contrario, también existen formas de no respetar el modo de ser de alguien, por ejemplo, la manipulación.

El derecho a expresar tus necesidades

Existen personas que se ponen en un segundo plano y siempre dan prioridad a los hijos, a la pareja o a los amigos. Expresar tus necesidades y hacer peticiones de una forma asertiva también te ayuda a darte cuenta de que eres importante.

Cinco derechos personales fundamentales

El derecho a decir no

Es importante marcar límites a las relaciones personales porque de no hacerlo, podemos llegar a ser esclavos de la voluntad ajena. Es un derecho personal aprender a decir no, marcar límites de una forma asertiva sin ningún sentimiento de culpa.

Cuando tienes miedo de las consecuencias que puede tener decir no a alguien, tienes que dar un giro a este pensamiento para asumir las consecuencias que puede tener decir sí cuando en realidad, deseas decir no. Cuando cometes este error, te estás engañando a ti mismo y esta es la peor de las mentiras.

El derecho a ser feliz

El derecho a ser feliz es un derecho que cada persona tiene y que debe defender por sí misma porque se lo merece.