5 errores en el trato hacia las personas mayores
Vivimos en una sociedad que tiende a diferenciar a las personas por grupos de edad. Desde esta perspectiva, es difícil encontrar lugares que propician el diálogo intergeneracional. Ese diálogo que nos permite vernos a nosotros mismos a través de la mirada de otras personas de distinta generación.

A este respecto, tienen un gran éxito aquellas iniciativas llevadas a cabo en colaboración entre residencias de ancianos y colegios que organizan actividades en donde mayores y niños disfrutan del presente en común. Los mayores son un colectivo vulnerable como muestra el edadismo, es decir, la discriminación por edad.

La creencia de tantos estereotipos asociados a los años. Y sin embargo, estos prejuicios se rompen completamente cuando observas la realidad. Por ejemplo, frente a aquella creencia que considera que la capacidad de una persona mayor para aprender cosas nuevas es muy limitada, está el ejemplo de tantos mayores que asisten a programas de formación y ocupan su tiempo en contacto con el saber. ¿Cuáles son los errores habituales en el trato hacia los mayores?

5 errores en el trato hacia las personas mayores

Infantilización en el trato

La actitud de tratar a una persona mayor como si fuese un niño es bastante habitual al superar una edad. Sin embargo, es un error que conviene evitar porque daña la autoestima de quien siente que no se tiene en cuenta su propia capacidad. Las personas mayores tienen una experiencia y una sabiduría que aportar a la sociedad. Y uno de los principales errores que nace incluso en la familia es dar la espalda a este conocimiento.

Una persona es más que su edad

Existen muchos estereotipos negativos en torno a la vejez, sin embargo, si observas al colectivo de la tercera edad comprobarás cómo la edad no define la realidad personal. De hecho, existen mayores con una total autonomía física e intelectual. Muchos mayores también son voluntarios en instituciones sociales, han buscado un plan B para tener una rutina de ocupación feliz después de la etapa laboral. La edad desaparece cuando te enfocas en la conversación con alguien que, más allá de los años, tiene juventud de espíritu.

5 errores en el trato hacia las personas mayores

Olvidar que fueron jóvenes

En el trato hacia los mayores podemos cometer errores tan evidentes como olvidar que ellos también fueron jóvenes. Y que nosotros también seremos mayores en el futuro. Las personas mayores tienen necesidades básicas que son también comunes a otras etapas de la vida, por ejemplo, la necesidad de sentirse escuchadas y visibles en la sociedad.

Recibir pocas visitas

En algunos casos ocurre que la persona mayor recibe pocas visitas por parte de su entorno. Algo que también ocurre más de lo deseado en residencias. Y sin embargo, las visitas de los familiares son vitales para ofrecer vida, cariño y compañía a esa persona mayor que seguirá ligada a la vida siempre que tenga una ilusión.

Tener poca paciencia

A veces, las personas mayores tienden a hablar con frecuencia de su pasado. Sin embargo, resulta comprensible si entendemos que por una cuestión de edad tienen más pasado que futuro. Un error habitual en el trato hacia los mayores es no tener paciencia en las conversaciones, creer que aquello que dicen no es interesante.