Cinco frases que no ayudan en el sufrimiento
No es nada fácil saber acompañar a alguien en un momento de dolor y de dificultad a nivel emocional, hasta el punto de que muchas veces, al adoptar la actitud equivocada podemos interferir de una forma negativa en el proceso de recuperación de la otra persona. Es difícil acompañar en un momento de dolor porque lo que necesita la otra persona es que le escuchen por tanto, agradece el silencio. Sin embargo, por lo general, las personas nos sentimos muy incómodas en medio del silencio, por ello, lo llenamos con palabras que no siempre aportan algo bueno. ¿Qué consejos debes evitar dar en un momento de extremo sufrimiento?

En primer lugar, existe una frase muy típica: “La vida sigue”. Esta frase no aporta ningún tipo de luz en la vida de otra persona, al revés, le presiona y le hace sentir poco comprendida en su dolor.

Del mismo modo, evita recordarle que en el mundo existen otras tragedias y otras personas que están sufriendo. En esencia, el dolor es subjetivo, es decir, no hay nada que te afecte tanto como aquello que te toca vivir en primera persona. Por ello, cuando alguien intenta restar valor a tu propio dolor te hace sentir como si no te tomara lo suficientemente en serio.

Por ejemplo, a veces, las personas que han perdido a un ser querido terminan agotadas de escuchar consejos que en realidad no les ayudan en nada: “Tienes que salir, hacer planes con amigos”. El hecho de ver que te dan consejos y en el fondo, tú no los puedes llevar a la práctica te hace sufrir más todavía. Por ello, en una situación así es tan importante pedir ayuda a una asociación especializada en superar el duelo para formar parte de un grupo de ayuda en el que poder compartir experiencia con personas que están pasando por un proceso similar.

En una situación de extremo sufrimiento evita decir “Todo está bien” o “Esto también pasará”. No prometas cosas que no dependen de tu voluntad.