Cinco hábitos positivos en una situación de tristeza
Existen hábitos que ayudan a reducir el dolor que produce una situación de tristeza. Hábitos que te ayudan a cuidar de ti mismo y a tomar conciencia de aquello que quieres conseguir. ¿Qué hacer para cuidar de ti?

Caminar

Salir a pasear ayuda a reducir el malestar emocional aunque el deseo principal pueda ser estar en casa. Al estar en casa durante toda la tarde, potencias las posibilidades de dar vueltas y vueltas al mismo asunto. Por el contrario, al salir a dar un paseo, te distraes durante un rato y el ejercicio físico también te ayuda a cambiar la perspectiva a nivel mental.

Cinco hábitos positivos en una situación de tristeza

Estimula tu mente

Estimula tu mente a través de la lectura, el cine, la escritura creativa, la poesía, la música, la pintura… Es decir, disfruta del arte en cualquier forma y expresión. La belleza alimenta el espíritu con la esencia de la perfección.

Habla de cómo te sientes

Es importante contar con un confidente que te escuche y con quien puedas hablar sobre qué te ocurre y cómo te sientes. Existen personas que tienden a reprimir sus sentimientos y pueden llegar a sentirse más solas todavía en una etapa de este tipo. Toda tristeza se reduce cuando se exteriorizan dichas vivencias.

Practica tus aficiones

Una afición es una actividad con la que una persona disfruta de verdad. Desde este punto de vista, es muy positivo practicar una afición para sumar ilusión al tiempo de ocio y tener un espacio semanal de bienestar.

Recuerda los momentos felices

Cuando un instante de dolor venga a tu mente, recuerda los momentos felices que alimentan tu corazón con vitaminas de esperanza, ilusión y confianza. Dichos recuerdos son una medicina natural que no produce ningún tipo de efecto secundario adverso. Además, potenciar la confianza en el futuro es importante para no ponerte a la defensiva en una situación de tristeza.