5 ideas para mejorar tu vida
Aspirar a tener una vida mejor es un propósito frecuente del corazón. Uno de los pasos prácticos más importantes es el de reducir el consumismo que conduce al apego de lo material para priorizar la búsqueda de experiencias vivenciales que dejan una memoria afectiva. Por ejemplo, aporta más felicidad ir al teatro en compañía para ver una obra de estreno que salir de compras un sábado por la tarde.

Elimina aquello que sobra

Elimina aquello que sobra en tu vida. Por ejemplo, puedes eliminar de tu agenda de contactos aquellos números que hace mucho tiempo que no utilizas, identificar puntos débiles que te gustaría corregir, educar el orgullo a través de la humildad… Realiza un inventario de elementos que consideras que en lugar de sumar algo positivo a tu vida, solo restan. Elimina el pensamiento negativo, la anticipación del futuro y los prejuicios.

Aprovecha el día de hoy

Una de las mayores causas de insatisfacción es el tiempo desperdiciado. Para entrenar el hábito de maximizar los minutos, comienza por dar valor al día de hoy y aprovecharlo en fines constructivos. Intenta que el día de hoy sea una muestra representativa de cómo te gustaría vivir.

5 ideas para mejorar tu vida

Piensa en grande

Piensa en grande, porque ya habrá tiempo de reducir tus expectativas más adelante. Piensa en grande, para compensar el impacto limitante de los miedos, las inseguridades y las dudas. Piensa en grande porque al hacerlo, crees en ti mismo.

Vive con objetivos el día de hoy

Con frecuencia, pensamos que los objetivos solo tienen sentido en su vinculación con el mañana. Sin embargo, estas metas de hoy te permiten mantener tu dirección durante esta jornada. Nuestra vida cobra más sentido cuando tenemos claras nuestras metas cotidianas al comenzar un nuevo día. Y con frecuencia, son los propósitos más sencillos los que aportan luz.