Cinco pasos para afrontar un divorcio
Un divorcio se vive como un fracaso a nivel personal porque es el símbolo de un proyecto de vida en común roto. Un divorcio causa graves heridas en quien lo sufre. ¿Cómo superar una ruptura?

Asume la decisión

Tanto si eres tú quien ha dado el paso primero como si has tenido que soportar el papel de abandonado es indispensable que aceptes la realidad tal y como es, sin pretender cambiarla. Las falsas esperanzas pueden causarte más daño todavía. Asume la decepción y la desorientación ante la vida como algo natural. Estás ante un cambio importante en tu destino y no es fácil gestionarlo de la noche a la mañana. Date un tiempo a ti mismo para asimilar toda la información.

Habla de ello

No conviertas el tema en un tabú. Habla con libertad de algo que a ti te afecta. Incluso, en el caso de que en tu familia haya personas muy conservadoras que son contrarias al divorcio, recuerda que se trata de tu vida y no tienes que ir dando justificaciones sobre tu vida privada a nadie más.
No gastes ni un mínimo de energía en qué puedan pensar los demás.

Analiza la situación con objetividad

Un divorcio es un hecho doloroso. Pero eso no significa que ante un divorcio una persona tenga que sentir ningún tipo de complejo de inferioridad por estar sin pareja. No pongas más peso a la situación de la que ya tiene de por sí.

Quédate con lo bueno

Es muy habitual que después de un divorcio las personas solo puedan centrarse en lo negativo de todo lo que han vivido. En cambio, esta visión es poco objetiva: intenta quedarte con los buenos momentos compartidos con tu pareja.

Cinco pasos para afrontar un divorcio

Ten una visión positiva del futuro

Ten una visión positiva del futuro. Has dejado atrás una relación rota. Seguro que la evolución en tu vida a partir de ahora es positiva.