5 principios básicos para tener una  vida plena
Existen cinco principios básicos que pueden ayudarte a tener una vida plena. Ideas principales que pueden ser como un mapa de tu existencia para vivir con el corazón a pleno rendimiento. La vida es lo suficientemente bonita como para vivirla sin perder tanto tiempo como perdemos en aspectos secundarios.

Vive día a día

Vive día a día, sin anticiparte a aquello que crees que harás en determinado momento. No te adelantes a los acontecimientos, ya actuarás en caso de que se produzca esa situación. Pero no estés toda tu vida preparándote para un hecho que igual no se produce nunca: ¿Sabes que la mayor parte de los miedos que pasan por tu mente nunca van a ocurrir? Son como fantasmas que roban energía y que no tienen ninguna función práctica de utilidad.

El tiempo pasa demasiado rápìdo. Esta es una sensación natural que tenemos cada vez que llegan las vacaciones de verano, Navidad y los cumpleaños. El paso del tiempo es algo que tú no puedes controlar, sin embargo, lo que sí puedes hacer es aprovecharlo. Prioriza los planes a corto plazo por delante de las metas de largo recorrido.

Cuida la relación contigo mismo

Cuida la relación contigo mismo porque a partir de allí, todo fluye mejor también con los demás. Es decir, las relaciones personales pueden ser como un espejo del vínculo que estableces contigo mismo. Al sumar autoestima a tu vida, estás creando también unas buenas condiciones para establecer lazos de amistad y compañerismo en el trabajo.

Sin embargo, en muchos casos ocurre que la relación que tenemos con nosotros mismos es la gran olvidada porque la damos por supuesto.

5 principios básicos para tener una  vida plena

Todo tiene solución menos la muerte

Este mensaje que tanto hemos escuchado en la sabiduría popular es una buena reflexión emocional para poner las cosas en su contexto cuando existe una preocupación que nos desborda o cuando hacemos una montaña de un grano de arena. Todo tiene solución. Por tanto, enfócate en encontrarla y no en estar tan pendiente del conflicto. Y si no tienes clara cuál es la solución, entonces, pide consejo a un mentor, a un amigo o también, a un profesional experto en un tema específico.

Trabajar para vivir

El trabajo es importante pero se cambian los valores de una vida feliz cuando dedicamos todo nuestro tiempo a trabajar. Trabaja para vivir pero no vivas para trabajar. Uno de los aprendizajes más importantes que debe hacer cualquier profesional en su vida es aprender a separar el trabajo de la vida personal. En el campo del trabajo, toma decisiones que conecten con tu vocación personal, no importa la edad que tengas. Muchas personas vuelven a la universidad después de los 40 para estudiar una carrera.

5 principios básicos para tener una  vida plena

Las cosas sencillas son las que más importan

Una relación de pareja no se mantiene por un viaje romántico al año sino por la suma de pequeños detalles que marcan la diferencia en el día a día. Nuestra calidad de vida no se alimenta de hechos puntuales sino de hábitos saludables diarios. Por tanto, es en la sencillez del día a día donde podrás encontrar el valor de lo extraordinario.

Y entre las cosas sencillas y extraordinarias del día a día, vive el cuidado de la naturaleza como un bien que va más allá de ti mismo ya que este será un legado que podrás dejar a las generaciones del futuro. La película El Olivo que puedes ver actualmente en taquilla, reflexiona sobre esta cuestión.

Estos cinco principios convertidos en hábito pueden ayudarte a tener una vida a pleno rendimiento al potenciar tus opciones de desarrollo personal.