Cinco rasgos de seducción natural
Existen algunos rasgos de seducción que gustan a las personas porque son agradables. La seducción reside no sólo en el arte de resultar seductor ante los ojos de otro sino también, en el poder de hacer sentir especial a quien quieres seducir. Ambas partes son igual de importantes. ¿Qué es lo que más seduce?

La alegría

No existe maquillaje ni producto cosmético que pueda causar el efecto de belleza facial que produce la alegría en el rostro de una persona que tiene una luminosidad especial al sentirse bien consigo misma. Todo aquello que sientes por dentro lo expresas por fuera de alguna forma.

La sonrisa

La sonrisa es una manifestación de la alegría interior. Un signo de lenguaje corporal que es gesto de amabilidad hacia el otro. Observa por un momento a las personas que caminan por la calle con prisas y mirando hacia el suelo con el gesto serio. Te darás cuenta por qué una sonrisa llama la atención en positivo.

La buena educación

La buena educación no tiene nada que ver con tener estudios. La buena educación se adquiere en la vida. La buena educación se refleja en una buena conversación, en el saber estar, en la sensibilidad y en el trato agradable.

Cinco rasgos de seducción natural

Las habilidades sociales

Tener buenas habilidades sociales es uno de los rasgos característicos de un seductor que triunfa en el trato con los demás gracias a su simpatía. En este sentido, conviene destacar que la timidez también tiene mucho encanto porque produce cierto grado de misterio en la otra persona.

El pensamiento positivo

Seduce quedar con alguien que es positivo en su actitud vital ya que la compañía de una persona así deja una huella agradable en la memoria de quien desea volver a repetir el plan.

¿Qué rasgos son, según tu criterio, los que más seducen?