Claves para comprometerte con tu felicidad
La felicidad es el objetivo esencial del corazón humano, una llamada que late con fuerza. Una persona puede comprometerse en distintas áreas de su vida: en una relación de pareja, con los amigos y también, con uno mismo. ¿Acaso hay un compromiso más importante que el de tu propia felicidad? En realidad, este compromiso es la base de otras decisiones de otro tipo. Por ejemplo, estableces una relación de pareja cuando ese vínculo es una suma de ilusión en tu vida. Por tanto, te reafirma en tu propio compromiso de felicidad.

¿Qué es lo que quieres?

Uno de los pasos más importantes es saber qué quieres para poder hacer tu mejor elección. Sólo cuando sabes hacia dónde te diriges exactamante tienes la posibilidad de elegir el camino más acertado en ese mapa imaginario que implica la toma de la decisión correcta. Cuando actuamos en función del azar, podemos sorprendernos en positivo o también, en negativo de cuál fue el punto de destino.

Practica el egoísmo sano de cuidar de ti

Practica el egoísmo sano de cuidar de ti mismo porque en la medida en que cuidas de ti, también te sientes mejor contigo mismo y mejoran tus relaciones con los demás. Pero al mismo tiempo, busca la forma de practicar una buena acción cada día. Participar en una actividad de voluntariado, también suma pensamiento positivo, inteligencia emocional, alegría y vitalidad.

Claves para comprometerte con tu felicidad

Aprovecha el tiempo

El tiempo es un recurso limitado en la existencia humana y para poder establecer un compromiso esencial con la propia felicidad también es muy importante aprovechar el tiempo de verdad. Recordar que cada día, por rutinario que pueda parecer, es un día único y que ya nunca más volverás a vivir una jornada exactamante igual a la de hoy. Evita posponer decisiones importantes, no aplaces tus sueños para un momento mejor. Ese momento mejor no surge de la nada sino que, en parte, lo creas tú mismo a través de tu actitud.