Claves para estar bien después de una ruptura
Estar bien al cien por cien después de una ruptura es imposible, incluso, la persona que ha tomado la decisión de romper atraviesa un proceso de duelo. Sin embargo, es posible controlar el sufrimiento para no caer en el dramatismo desmedido. ¿Cómo estar lo mejor posible después de una ruptura?

En primer lugar, no engañándote. Muchas personas dicen que la historia terminó de un día para otro. Sin embargo, cuando analizan la relación se dan cuenta de que algo fallaba y no iba bien. Por tanto, se trató de una ruptura anunciada aunque el protagonista de la historia cayó en el autoengaño de no querer abrir los ojos y posponer la situación durante más tiempo.

Por otra parte, analiza qué es lo que de verdad te duele de la ruptura. Puede que en cierto modo, sí te hayas liberado de estar con alguien que no te hacía feliz. En ese caso, el dolor es diferente al hecho de seguir enamorado. Cuando alguien sigue amando después de una ruptura entonces, el dolor es el máximo y necesita más tiempo para aceptar la realidad de los acontecimientos. En este caso, el tiempo es el mejor consejero.

Para ello, es mejor no complicar las cosas desde un punto de vista emocional. Mira hacia el futuro, por ello, corta cualquier vínculo con tu ex, intenta conocer gente nueva, evita seguir pegado a qué hace a través de las redes sociales… Mira por ti y por tu bienestar. Cada vez que sabes algo nuevo de tu ex, hay algo que se te remueve por dentro. Por tanto, evita sufrir por sufrir. Por ello, también puedes aparcar los recuerdos, por ejemplo, quita sus fotografías al menos, por un tiempo hasta que lo superes.

Del mismo modo, evita ver películas de amor durante unas semanas o escuchar canciones de música tristes. La vida continúa y tu futuro es prometedor.