Coaching para no quedar bloqueado en el pensamiento negativo
El pensamiento negativo puede surgir en cualquier momento pero con una tendencia más aguda en situaciones de presión, ante un hecho doloroso o ante un factor vinculado con la mala suerte. El pensamiento negativo puede convertirse en una especie de nube emocional en la que la persona queda encerrada. Es fundamental aprender a parar cuanto antes esos pensamientos que producen malestar ya que todo pensamiento tiene su reflejo en el sentimiento y éste, a su vez, se refleja en la acción. ¿Qué puedes hacer para salir de la rueda de la negatividad?

Un gran esfuerzo

Conviene tener presente que ser optimista en un momento de desencanto y tristeza requiere de un esfuerzo mucho más elevado que serlo en una situación de alegría. Cuando todo fluye mejor, es más fácil ser optimista. En cambio, cuando la realidad está en contra, es humano, ser vulnerable. Por eso, el primer paso para ser optimista es el esfuerzo.

Coaching para no quedar bloqueado en el pensamiento negativo

Expectativas ajustadas a la realidad

Otro paso fundamental para ser optimista es tener expectativas ajustadas a la realidad. No se puede pasar de ser pesimista a optimista en un proceso automático sino que se trata de un tránsito gradual que implica un aprendizaje.

Un gesto de optimismo implica aprender a hacer aquello que sabes que te conviene incluso cuando no te apetece. Por ejemplo, es un gesto de optimismo salir a dar un paseo incluso cuando no te apetece, en lugar de quedarte dando vueltas a la cabeza en casa alrededor de un mismo asunto.

Escribe tu pensamiento negativo

¿Tienes un pensamiento negativo que te bloquea? Entonces, escríbelo. Este sencillo tip de autoayuda puede ayudarte a mejorar tus niveles de bienestar al dar objetividad a tus pensamientos y tomar control sobre tu mundo interior. Recuerda que la escritura es terapéutica y te ayuda a poner claridad en tus ideas.