Coaching para subir tu estado de ánimo en invierno
El tiempo exterior también se nota de una forma natural en el estado de ánimo. La luz del sol es un antidepresivo natural que causa grandes beneficios emocionales. ¿Cómo mejorar tu estado de ánimo en invierno, al tener menos vida social y pasar más tiempo en casa?

En primer lugar, generando momentos de placer y de bienestar en la rutina diaria. No tienen que ser grandes acontecimientos, es suficiente con pequeños instantes en los que puedes disfrutar de algo que te gusta, como por ejemplo, la sensación agradable de tomar una taza de té caliente, quedar con un amigo, un baño relajante después de un día de duro trabajo…

Por otra parte, es positivo tener unos horarios regulares y madrugar para aprovechar el día mucho más. A pesar del frío, lo adecuado es que cualquier persona, salga todos los días a dar un paseo. Incluso el sector de la tercera edad, pero en ese caso, lo adecuado es salir a la calle en las horas en las que la temperatura es más agradable.

El invierno, con el inicio de año, viene marcado por esa especie de euforia inicial en relación con los buenos deseos y buenos propósitos que cumplir. Intenta que en 2013, esos deseos no queden en saco roto en el mes de febrero, para ello, márcate objetivos realistas, y también, evita marcarte más de dos metas para concentrarte en ellas y no desbordarte al dejarte llevar por la ilusión de cumplir veinte deseos.

En invierno la casa es un escenario positivo también del tiempo de ocio, por ello, intenta potenciar tus relaciones sociales siendo un buen anfitrión. Dar es más importante que recibir en este contexto, por ello, anímate a tomar la iniciativa, cuida los detalles e intenta que los invitados se sientan acogidos porque lo importante es que vuelvan en próximas ocasiones. El encanto del invierno también es muy positivo porque existen sensaciones únicas de esa época del año.