Coaching para tener un corazón optimista
El pensamiento positivo no solo puede hacer referencia a la mente cuando está llena de ideas optimistas sino también a un corazón vital que es el centro de sentimientos agradables como la ilusión, la vitalidad, la esperanza, la alegría y la paz de ánimo. ¿Cómo teneciar el optimismo en el corazón para sentir la belleza del presente?

Conexión cuerpo y mente

El vínculo que existe entre pensamiento y sentimiento es muy importante. Una idea positiva produce un sentimiento agradable. Por ello, para potenciar los sentimientos vitales también es importante potenciar el hábito de cambiar cada pensamiento negativo por otro positivo.

El poder de un abrazo

Existen gestos de lenguaje corporal que potencian el bienestar anímico y nutren el corazón con vitaminas de esperanza. El poder del abrazo es infinito al reducir la distancia emocional entre dos personas a través de la fuerza del amor o la amistad. Un abrazo y un beso alimentan la autoestima, aportan reconocimiento y son un signo de cariño
incondicional.

Coaching para tener un corazón optimista

Alimenta tus sueños

Visualiza situaciones de futuro que te encantaría vivir, anímate a dar forma a tus sueños incluso cuando estás despierto. Atrévete a ir más allá de tus propios límites para conquistar tus metas.

Tiempo para estar a solas

Busca tiempo para estar a solas contigo mismo y potenciar la introspección. Puedes participar en un taller de crecimiento personal, escribir en un diario, leer poesía, tener ocupaciones con las que de verdad disfrutas y eres feliz.

El optimismo en el corazón también se potencia al disfrutar de la compañía de personas con las que te sientes realmente bien. Amigos verdaderos y compañeros del viaje de la vida que suman emociones agradables e ilusiones en tu vida. Mantener el contacto con los seres queridos es esencial para ser positivo porque el amor es base del entusiasmo.