Coaching para vivir plenamente el presente
Vivir ahora es un lema que deberíamos grabar en letras mayúsculas en nuestra mente para evitar esas pérdidas de energía tan humanas y tan innecesarias de pensar demasiado en el después o dar mil vueltas a lo que pudo ser y no fue. ¿Cómo conectar con el aquí y el ahora?

Relájate

Relájate, respira profundamente, deja de lado la prisa, al menos, durante media hora cada día. Busca un tiempo y un espacio para ti, para estar contigo mismo sin la presión de conseguir una meta más allá de la de estar presente. Estar presente significa poner conciencia, vaciar la mente de miedos y preocupaciones.

Puedes conectar contigo mismo no sólo a través de un momento de soledad y de meditación. También puedes quedar con un amigo con quien de verdad disfrutas porque los buenos momentos nos hacen conectar de verdad con el presente. No existe mejor compañía que la de un buen amigo.

Camina

Un hábito tan cotidiano como el de caminar te ayuda a conectar con este instante porque es positivo pisar con fuerza en el presente del camino de la vida. La persona que camina no piensa tanto en la meta ni en el punto de partida sino que disfruta del proceso y de la belleza que encuentra en el camino.

Libérate de los miedos

Los miedos son muy humanos pero son una carga que te resta libertad. Para liberar esos miedos puedes canalizar toda esa energía creativa a través del arte de la pintura o de la escritura.

En algunos casos, en la vida también conviene tomar decisiones importantes como pedir ayuda y acudir a un profesional cuando un miedo es limitante al extremo.

Coaching para vivir plenamente el presente

¿Qué te roba la paz?

Para poder avanzar es indispensable que analices cuáles son tus preocupaciones y qué te roba la paz interna para tomar conciencia de los cambios que puedes hacer en tu vida. Si no haces ningún cambio, entonces, las cosas seguirán así eternamente.