Coaching para vencer la resistencia al cambio
Cada ser humano, en mayor o menos medida, tiene interiorizada una fuerza motriz: la resistencia al cambio. Es esa especie de fuerza que nos lleva a creer que lo conocido es mejor que aquello que está por conocer. O también, que ya habrá un momento mejor para dar un paso. La esencia de la vida es el cambio. Solo tenemos que observar la realidad con los ojos de la conciencia para comprobar la realidad de este mensaje.

Igualmente, es suficiente con echar un vistazo a las fotografías de nuestro álbum familiar para comprobar cómo el tiempo es esa fuerza de la gravedad irreversible que va dibujando nuevas formas en la piel y en el rostro. Y a pesar de todo ello, el cambio nos cuesta. Nos asusta incluso cuando lo deseamos. Al menos, así ocurre en muchas ocasiones.

Puesto que esta resistencia al cambio también puede verse agravada por otros factores emocionales. Una etapa de baja autoestima, experiencias negativas previas, soledad y falta de amigos, prejuicios negativos asociados a la edad… Ser víctima de la resistencia al cambio y convertir esta resistencia en una excusa para no abrir nuevas puertas es como permanecer en tu propio ego cuando tu destino es ser un explorador y ampliar tu propio mapa del mundo.

Coaching para vencer la resistencia al cambio

Consejos para vencer el miedo

Anota tus objetivos por escrito. Hacerlo te ayuda a dotar de mayor entidad a tus ideas. Visualizar qué quieres y poner en orden tu cosmos interno. Igualmente es muy recomendable que te acostumbres a ponerte fechas concretas y realistas para contextualizar tus acciones en los márgenes temporales.

Además, para apreciar el valor significativo de los cambios, haz un inventario de situaciones que has vivido en tu vida, que además de haber venido acompañadas de un gran cambio, también te han abierto grandes esperanzas. Observa más el pasado no desde la esencia de la nostalgia sino desde la retrospectiva constructiva del aprendizaje.

Al afrontar una nueva realidad es muy recomendable que no solo te fijes en aquello que puedes perder o en lo que puede salir mal sino también, aprecia todo aquello que puedes ganar. Y entre lo más valioso que vas a adquirir si vences tu resistencia al cambio es la autoconfianza de darte cuenta de todo aquello que eres capaz.

Coaching para vencer la resistencia al cambio

Cambia la interpretación de tus miedos

Es conveniente que aprendamos a cambiar nuestra propia posición frente al miedo para comprender que no es un sentimiento negativo. Sin embargo, sí resulta muy desagradable tener miedo.

Busca un lugar tranquilo y relajante para potenciar la introspección y hazte preguntas de este tipo: ¿Qué me está queriendo transmitir este temor? ¿Cómo puedo transformarlo en un horizonte de cambio? ¿Dónde está exactamente el miedo? ¿Qué hay más allá del miedo? ¿Con qué recursos cuento para gestionar esta situación y qué puedo hacer para desarrollar nuevos medios?

¿Por qué es recomendable gestionar este diálogo interno? Porque en muchos casos, el miedo tiene el efecto de llegar a paralizarnos. Por el contrario, a través de la razón, podemos dar una nueva perspectiva a una vivencia. Y este es el primer paso para vencer la resistencia al cambio ya que lo verdaderamente definitivo no es la realidad en sí misma sino cómo la interiorizamos.

La zona de confort resulta muy apetecible, y de hecho, es muy saludable permanecer en ella en determinados momentos. Sin embargo, el aprendizaje verdadero surge de explorar nuevas posibilidades como un niño que, recién venido al mundo, inicia una etapa de superación constante.